El FPLP suspende su participación en las reuniones del Comité Ejecutivo de la OLP El FPLP suspende su participación en las reuniones del Comité Ejecutivo de la OLP

Manifiesto político emitido por el Comité Central del Frente Popular para la Liberación de Palestina

Rebelión

A las masas luchadoras de nuestro pueblo palestino en Palestina y en la Diáspora. A las masas de nuestra gloriosa nación árabe.

Con plena responsabilidad nacionalista e histórica y conscientes de los riesgos que entrañan los acontecimientos políticos a nivel árabe y palestino, a la luz de la decisión de la dirección fáctica de la OLP de reanudar las negociaciones directas con el gobierno de la entidad sionista, bajo el auspicio del imperialismo norteamericano el Comité Central del FPLP, reunido en pleno extraordinario, debatió estos acontecimientos y los riesgos que suponen y afirma lo siguiente:

Primero: El FPLP, que había manifestado su rotundo rechazo a los acuerdos de Oslo de 1993 y que había advertido tempranamente de dicho proceso derrotista y de sus catastróficas consecuencias para la causa palestina, así como para la OLP, su programa, su Carta Magna, su proyecto nacional y sus largas luchas, hace constar que la vuelta a las negociaciones directas que habían fracasado a lo largo de dos décadas aproximadamente y a las que nuestro pueblo había abrogado con su sangre en la Intifada de Al Aqsa del 2000, supone el empeño en proseguir el destructivo proceso de Oslo y representa un sometimiento a las novedades de las imposiciones imperialistas norteamericanas y sionistas que pretenden liquidar los derechos históricos y nacionales inalienables de nuestro pueblo, especialmente el derecho de retorno de los refugiados y el derecho a la ciudadanía y existencia de los palestinos en la tierra ocupada en 1948. Asimismo, contribuye a romper el aislamiento de la entidad sionista y brinda protección a los responsables de los crímenes y las matanzas, da la espalda a la creciente solidaridad internacional para con nuestro pueblo y sus derechos y también supone dar amparo a las prácticas de la ocupación como son la colonización, la judaización, el destierro, el bloqueo, asesinatos, detenciones, … además de lo que conlleva de desgaste de la postura nacionalista y sus principios fundamentales y de que mantiene y profundiza la catastrófica división interna.

En consecuencia, el FPLP, que ha mantenido y mantiene en todo momento su fidelidad a la OLP, a la que considera como el mayor logro nacional bautizado con la sangre de los mártires y con grandes sacrificios, no obstante no acepta encubrir políticas que pueden destruir la causa nacional y que convierten las instituciones de la OLP en formas vacías, carentes de independencia y de contenido combativo y de todos los fundamentos de la acción democrática y constitucional.Es

Por ello, el FPLP suspende su participación en las reuniones del Comité Ejecutivo de la OLP y da un toque de alarma a nuestro pueblo y a la Comunidad Árabe y advierte de las graves consecuencias derivadas de la política de concesiones y de la vuelta a la mesa de negociaciones bajo las condiciones norteamericanas e israelíes que suponen alejarse del auspicio de la ONU y sus resoluciones como referencia, e implantan en su lugar la tutela norteamericana y el intento sionista de imponer en el orden del día, con el apoyo norteamericano, el reconocimiento de Israel como estado del pueblo judío.

También suspendemos nuestra participación por la continuidad de la construcción de asentamientos, la judaización y el mantenimiento del bloqueo, así como por el comportamiento unilateral y de desprecio de la Autoridad Nacional Palestina, contraria a la acción común palestina y la no consideración del rechazo mayoritario de las Organizaciones y del pueblo y la sociedad palestina a la decisión tomada por el Comité Ejecutivo de la OLP con sólo un tercio de sus miembros.

Segundo: La decisión de la vuelta a las negociaciones directas supone un serio revés a las resoluciones del Consejo Central de la OLP y la forma de su aprobación supone un insulto a la OLP y a lo que la misma representa como identidad nacional palestina combativa y como forma de trabajo en común e invierte la fórmula pues toma la decisión antes de su presentación al Comité Ejecutivo y sin que haya quórum, a sabiendas de que hay un rechazo mayoritario de las fuerzas principales.

Tercero: La decisión del FPLP de suspender su participación en las reuniones del Comité Ejecutivo no significa adherirse a ningún otro marco alternativo a la OLP que es la entidad nacional que aglutina a nuestro pueblo tanto en la tierra palestina como en la Diáspora.

El FPLP no sólo está en contra de la utilización de la OLP y de convertir sus organismos en entes carentes de contenido, sino que también está en contra de quienes la ponen en tela de juicio como gran logro nacional por el que nuestro pueblo y sus organizaciones revolucionarias han pagado un alto precio.

El FPLP no dejó en el pasado, ni dejará en el presente y en el futuro, de luchar en aras de reformar la OLP y reconstruirla en base a principios nacionalistas y democráticos mediante elecciones generales que tomen como base la representación proporcional en el suelo patrio y en los lugares de la Diáspora en los que sea posible, en virtud de lo acordado en la declaración de El Cairo en marzo de 2005 y en el documento de consenso nacional de junio de 2006 que preconizaba acabar con la división catastrófica y la recuperación de la unidad nacional y respaldar la resistencia de nuestro pueblo en su confrontación con la ocupación y sus políticas como tema central para todos los nacionalistas palestinos en esta etapa.

Cuarto: El FPLP, al mismo tiempo que declara su identificación con la OLP como único y legítimo representante de nuestro pueblo, esté donde esté, invita a las masas populares, a sus fuerzas políticas, a sus organizaciones, a sus intelectuales y personalidades independientes a movilizarse para poner fin a las negociaciones banales, salir del sendero de Oslo y sustituirlo por la convocatoria de una Conferencia Internacional con amplias facultades a la que asistan todas las partes implicadas, en el marco de la ONU y en base a sus resoluciones, a fin de obligar a la entidad sionista a cumplirlas, empezando por la resolución 194 que preconiza el derecho de retorno de los refugiados a sus lugares de origen de los que fueron desterrados. Asimismo, obligar a desmantelar los asentamientos y deportar a los colonos.

El FPLP aboga por una acción seria para recuperar la unidad nacional y esbozar una estrategia de acción política basada en aferrarse a los postulados nacionales y poner fin a la apuesta por un proceso de negociaciones cuya banalidad ha quedado demostrada.

Con la unidad, la opción democrática y la resistencia, lograremos la victoria.

Gloria a nuestros mártires, salud a nuestros heridos, libertad a nuestros presos, victoria a nuestro pueblo

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter