La Salud en el Territorio Palestino Ocupado La Salud en el Territorio Palestino Ocupado

Informe anual 11/2005- Comisión Palestina Independiente para los Derechos Ciudadanos

Situación Sanitaria en Palestina

Nuestro pueblo hace frente a varias formas de sufrimiento con respecto al cuidado médico y los servicios médicos, junto con sus problemas políticos, económicos y sociales, debido a la ocupación y la agresión y el estado de sitio continuo por un lado y la deterioración de las condiciones de la vida por otro. Nuestra preocupación por las condiciones de la salud se basa en nuestra creencia en que la salud es un derecho fundamental que no diferencia en su importancia de ningún otro derecho fundamental. Siendo un incentivo en nuestro trabajo a objetos de cambiar esta situación para satisfacer los requisitos y los derechos fundamentales. La salud es un proceso global estrechamente relacionado con el progreso político, social, y económico, así como con el desarrollo y la liberación de la comunidad dentro de un sistema político democrático regido por la ley, la justicia social y la igualdad de oportunidades. Ésta es la atmósfera circunstancial que proporciona las condiciones para una salud pública global que lleven a alcanzar los servicios médicos convenientes para la totalidad de la población y para los sectores pobres especialmente. Desde el establecimiento de la Autoridad Nacional Palestina hasta la actualidad, ésta no ha incorporado el concepto de la salud como un derecho fundamental y como proceso global asociado a la evolución política, social y económica en todos sus departamentos y relaciones internas. Muchos de los indicadores confirman que las circunstancias actuales son producto de los últimos once años.

Tabla1

Indicador

Franja de Gaza

Cisjordania

Total

Número de habitantes (1000 personas)

1440

2440

3880

Territorio (km2)

365

5655

6020

Densidad de población por km2

3808

419

------

Porcentaje de refugiados

65.5%

29.4%

42.6%

Porcentajes de habitantes menores de 15 años

49.1%

44.2%

46%

Promedios de nuevos nacidos por 1000 nacidos vivos

23

9.5

24.2

Promedio de mortalidad infantil antes de los 5 años por 1000 nacimientos

34.8

24.3

28.7

Promedio de mortalidad maternal por 100,000 nacidos vivos

----------

_____

70-80

Promedio de esperanza de vida al nacer

71,4 varones

72,5 mujeres

71,9 varones

73,6 mujeres

71.7 varones

73,2 mujeres

Promedio de crecimiento de población

5.8

4.1

4.6

Periodo de incremento del número de habitantes / año

18

22

21

Promedio de pobreza

78

48

68

Promedio de desempleo antes de la Intifada

20.9

11.5

14.4

Número de facultativos médicos por cada 1000 habitantes.

2.3

1

1.5

Número de enfermeras por cada 1000 habitantes habitantes

1.8

1.2

1.4

Número de camas en hospitales

2000

3007

5009

Número de Hospitales

22

54

73

Número de centros de atención sanitaria y clínicas públicas.

109

476

580





Fuente: Oficina Central de Estadística Palestina. Boletín de Indicadores Trimestrales, 2004. Universidad de Birzeit – Informe de Desarrollo Humano 2004, 2005, instituto (MAS). El regulador social, Octava edición, 2005

La extensión de un número de enfermedades peligrosas tales como la hepatitis, el cáncer, la anemia, las enfermedades virales del SIDA, del corazón y de la pulmón ha aumentado (las tablas 8.9.10.11.12) debido a el empobrecimiento constante de las comunidades, por un lado y la incapacidad continua del Ministerio de Salud para manejar el proceso de la salud con la capacidad requerida, por otra.

1. El porcentaje de niños menores de cinco años es del 17.4%, mientras que los menores de 15 conforman el 45,7%; el porcentaje de población de más de 60 años representa solamente el 5,5% de la población. El promedio de altura por debajo de la media es de 10,2, el de peso inferior a la altura es de 1,4; y el promedio de bajo peso es de 2,9.

2. La condición alimenticia: la desnutrición aumenta entre niños. El porcentaje del registro de casos de desnutrición entre niños en las clínicas del ministerio de la salud es creciente, lo cual verifica la deterioración de la situación económica que el pueblo palestino está sufriendo. El índice de desnutrición crónica entre niños menores de cinco es hasta del 10.2%, y el índice de la pérdida de peso es 21.5%, mientras que el índice de anemia ha alcanzado hasta el 44%.

3. Cuidados de atención primaria: el cuidado médico primario es ofrecido por diversos servicios médicos tales como organizaciones civiles, la Luna Roja palestina y el Ministerio de Salud. La red de centros de atención médica aumentó de 454 centros públicos en 1994 a 619 centros en 2003, con un índice de 6.039 ciudadanos para cada centro; al tiempo que el Ministerio de Salud posee el 63.2% de estos centros.

4. Salud infantil: las clínicas del cuidado médico que ofrecen servicios terapéuticos y preventivos han alcanzado las 195 clínicas en Cisjordania y 34 clínicas en la Franja de Gaza.

5. Retraso y anormalidades congénitas hereditarias: el porcentaje del retraso entre niños entre las edades de 1-3 años es del 0.3% y el índice de malformaciones es el 2% de los nacimientos vivos totales.

6. Programas de planificación familiar: el número de las clínicas de la planificación familiar ha aumentado a partir de 97 clínicas en 1997 a 197 en 2003. Los estudios confirmaron que el 51.4% de mujeres actualmente casadas entre las edades 15-49 usan algún tipo de medio de planificación familiar.

7. Anemia: la necesidad del hierro influye en el desarrollo del cerebro durante la infancia y las funciones relacionadas con la percepción infantil. También afecta la productividad del trabajo de mujeres, hombres y la capacidad reproductiva en mujeres. La anemia, entre mujeres y niños, y su influencia en la condición de la salud de madres y de niños, forma una de las ediciones más importantes. El informe del ministerio de la salud, publicado en julio de 2004, indica que el índice de extensión de la anemia ha alcanzado hasta el 20.9% entre las madres embarazadas que visitan los centros de salud del Ministerio de Salud; al tiempo que este porcentaje ha alcanzado hasta 38.3% entre mujeres embarazadas y 15.3% entre las madres lactantes que visitan los centros de la salud de la UNARWA en la Franja de Gaza. El índice de extensión de la anemia entre niños (en edad de 9 meses) ha alcanzado el 46.5% en la Franja de Gaza y el 37.2% en Cisjordania.

8. Salud mental: ha habido un aumento significativo en el número de los pacientes de salud mental registrados en los centros de salud mental, con un índice del 20.3%. En este contexto, las acciones de la ocupación han conducido a la deterioración de las condiciones psicológicas y sociales de la sociedad palestina, aumentando problemas en la infancia (incontinencia urinaria), ansiedad y miedo entre niños. Además, el empeoramiento de las condiciones económicas y sociales y el aumento del desempleo y la pobreza también han contribuido al aumento del porcentaje de pacientes de salud mental, especialmente entre estudiantes escolares, aumentando igualmente los casos de la psiconeurosis entre la población, con un índice de 11.9% comparados con el año 2002.

9. Laboratorios y bancos de sangre: 106 laboratorios de la salud son operativos en el Ministerio de la Salud, cuatro de ellos son laboratorios centrales y 17 están situados en hospitales, mientras que 85 de ellos están en centros de atención médica primaria. Además de un laboratorio de nutrición especializado en alimentos y agua, que examinan y verifican la compatibilidad con las especificaciones internacionales. Estos laboratorios han analizado 4.857.467 en 2003, y 490 técnicos de laboratorio trabajan en ellos.

10. Hospitales: 76 hospitales funcionan en Palestina (22 de ellos están afiliados al Ministerio de Salud, provistos de 2614 camas). El número total de hospitales reúne alrededor de 47922 personas/hospital. Hay 22 hospitales en la Franja de Gaza, formando el 28,9% del número total de hospitales en Palestina y con un índice de 57098 personas/hospitales, con una capacidad de 90 camas para cada hospital. En cuanto a Cisjordania, hay 54 hospitales (inclusive Jerusalén Este) que forman el 71% del número total de hospitales en Palestina. El número total de población es de 43844 personas para cada hospital, con una capacidad de 55 camas para cada hospital.



El Ministerio de Salud proporciona un médico por cada 2170 personas, un dentista para cada 5612 personas, una enfermera para cada 1324 personas, un técnico para cada 4107 personas y una matrona experimentada para cada 3533 mujeres en edad reproductiva. Según el informe previamente mencionado del Ministerio de Salud, hay un intento para aumentar y mejorar la inversión en recursos humanos necesarios en el sector de la salud.

Tratamiento especial: Algunos de los casos patológicos, especialmente casos cardiacos, tumores y algunos heridos de la Intifada, requieren su remisión al especialista a objetos de asesoramiento y tratamientos especializados. En el años 2004 se remitieron 20.235 pacientes para asesoramiento y tratamiento, con un aumento del 40.3% en comparación con el año anterior… El 53.9% fueron casos remitidos localmente, el 13.7% fueron remitidos a Jordania, el 24.3% a Egipto; mientras que los casos más peligrosos y urgentes fueron remitidos dentro de la línea verde.

El promedio total de casos remitidos:

Pacientes de vista

16.1%

Caterización Cardíaca

11.6%

Infertility and microfertility

9.3%

Pacientes de cáncer

9%

Pacientes de Huesos

5.9%

Pacientes de neurocirugía

5.9%

Rehabilitación

4.8%

Riñones y conductos urinarios

4.3%

Resonancia magnética

4.2%

Enfermedades internas

2.6%



Servicios medicinales y farmacéuticos: El coste total de los medicamentos y trabajos médicos requeridos, así como las necesidades de laboratorio estaban al 17.6% del presupuesto del Ministerio de Salud. Hay 1063 farmacias privadas con un índice de 3219 personas para cada farmacia y de 329 farmacéuticos oficiales que trabajan en institutos de salud públicos y privados con un índice de 0.9 por cada 10000 personas, además de 73 centros de provisión de medicamentos y ocho fábricas de medicamentos que poseen 1004 compuestos químicos registrados. El Ministerio de Salud confiere el 67.9% del presupuesto a medicinas, trabajos médicos y materiales médicos de laboratorio para hospitales, mientras que el resto se adjudica para el cuidado primario y otros institutos de la salud.

Mortalidad: Algunas de las razones más importantes de muertes se producen por enfermedades infecciosas, cáncer, enfermedades cardíacas vasculares, accidentes de tráfico y de trabajo. Por lo tanto, es importante estudiar la condición epidémica común y sus tendencias a objetos de conocer la verdadera razón de la defunción y especificar la prioridad nacional para limitar estas razones. A este respeto, el sistema de registro, las encuestas sobre la salud y los registros del hospital desempeñan un papel esencial en estar al corriente de la difusión de estas enfermedades y especificar el número real de mortalidad. El número de muertes en Palestina ha alcanzado las 10.148 personas, suponiendo un índice medio de 2.7% per capita 1000 en 2003 comparados al índice de mortalidad de 3.5 casos per capita 1000 en 1997. La razón verdadera detrás de la mortalidad responde a problemas de corazón, con un porcentaje de 20.1%, los accidentes comportan un índice de 8.8%, movimiento con un índice de 4.1%, las muertes en recién nacidos es de alrededor del 9.7%, diabéticos 4.1%, y las enfermedades del sistema respiratorio comportaron una mortalidad del 4.8% en el 2003. El índice de mortalidad entre niños es 24 por cada 1000 recién nacidos. Una de las causas más importantes de la muerte entre niños es deformación, en un índice de 14.3%. El índice de mortalidad entre niños entre 1-4 años es 0.65 para cada niño 1000, mientras que las razones más serias detrás de estas muertes entre niños en la edad de 1-4 eran accidentes, en un índice de 23.6%.

Nuestro estimación de los indicadores de salud confirman que no existe mucha diferencia respecto de los países en vías de desarrollo de una renta intermedia más baja, si en el índice de mortalidad de los recién nacidos se tiene en cuenta la esperanza de vida después del nacimiento, así como el control del total de las enfermedades contagiosas entre niños tales como tétanos, sarampión y parálisis infantil.

En cuanto a las enfermedades del sistema digestivo, especialmente de abdomen, intestino y sistema respiratorio, se observa una existencia común en los territorios palestinos en general y principalmente en la Franja de Gaza, donde el porcentaje de extensión de estas enfermedades incrementa, de lado de las enfermedades contagiosas epidérmicas (viruela, soriasis, enfermedades del hígado y meningitis), algunas de las cuales son epidémicas debido a la superpoblación del campo y las áreas pobres de las ciudades de la Franja de Gaza. También debido a la falta de servicios médicos globales, junto a la ineficacia de los servicios de desechos de residuos, higiene y también por la situación ambiental en general. Todo ello unido a la desnutrición y la anemia, consideradas como una de las causas principales de muertes en recién nacidos y también del alto índice de muertes de mujeres después del parto, así como la difusión de la enfermedad de la tuberculosis en la Franja de Gaza.

Por otra parte, con respecto al empeoramiento de la salud, en Cisjordania y la Franja de Gaza, se sabe que los servicios ofrecidos y el cuidado general es precario en los hospitales públicos, ya que las regulaciones en hospitales y las instrucciones siguen siendo confusas o bien no son aplicadas correctamente. Además de la ausencia de una organización clara del sistema interno, la gestión de los hospitales se han acercado a un sistema comercial nada aconsejable, y que por tanto han alzado las voces de queja, y más preocupante, el índice de mortalidad como resultado de la negligencia y carencia de protocolos de actuación en los hospitales; factores de riesgo que han aumentado con la crisis financiera por la que atraviesa el sector de la salud pública. Estos hechos se han reflejado notablemente en los servicios médicos, pues la escasez de medicamentos y la carencia de los servicios médicos en los hospitales han incrementado esta crisis sanitaria.



Desde nuestro punto de vista el Ministerio de Salud debe llevar a cabo su responsabilidad y comunicar al público su inviabilidad y asumir que no puede asegurar la medicina a los pacientes. Mientras que en esta materia no ignoramos el papel de la crisis financiera a este respeto, más bien al contrario pues esta crisis es parte de la crisis general por la que atraviesa el pueblo palestino, la gestión financiera burocrática ha sido una forma errónea y una característica fundamental de las prácticas de la Autoridad Palestina en los últimos años. Es un hecho bien conocido que el silencio algunos funcionarios en el Ministerio de Salud significa también ha sido clave, pues conociendo de la escasez en la reserva estratégica de medicamentos han callado, mientras que en otros casos ha sido por la inhabilidad de otras personas de emprender responsabilidad nacional.

De cualquier forma, la crisis financiera del Ministerio de Salud es una expresión de la crisis general y de una planificación errónea en la gestión de los intereses del pueblo palestino. Esto viene claramente reflejado en la asignación del 6.75% para la salud de unos costos totales de 1778.78 millones de dólares o el porcentaje de 8.8% de los costos totales del presupuesto para 2005 (según los informes del Ministerio de Economía); distribuidos como sigue:

La Administración Pública con 5.6% incluye:

La Oficina Presidencial, institutos de la OLP, Comisión Central de Elecciones, el Consejo Legislativo, el Gabinete, el Comité General de Omisiones, La Oficina Central Palestina de Estadística, la Comisión de Derechos Humanos y Organizaciones de la Sociedad Civil.

La seguridad y el orden público, con un índice de 27.89% incluye:

El Ministerio Nacional de Seguridad Interna, el Ministerio de Justicia, el Consejo Judicial Supremo, la Autoridad de la Tierra, el Ministerio del Gobierno Local, el Ministerio de Asuntos Civiles, Oficina Principal de la Administración de justicia, Investigación consultiva e islámica.

La gestión financiera con un índice de 12.47% incluye:

El Ministerio de Finanzas, el Ministerio de Waqf y Asuntos Religiosos, Organizaciones no Gubernamentales, la Autoridad palestina del agua, la jubilación, el Gasto Público, los Costos Generales, el deuda general, las reservas financieras.

El Ministerio de Asuntos Exteriores con un índice de 1.81%, e incluye:

El Departamento de Asuntos de Negociación, Embajadas, el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El desarrollo económico con un índice de 2.4%, e incluye:

El Ministerio Nacional de Economía, el Comisión General de Ciudades Industriales, Institutos de Estandarización, la Agencia de Promoción de la Inversión Palestina, del Ministerio de la Energía y de los Recursos Naturales, del Ministerio de Planificación, Ministerio de Fomento y Edificación, el Ministerio de la Agricultura, la Autoridad de Calidad Medioambiental.

Los servicios sociales con un índice de 47.42 e incluyen:

El Ministerio de Educación y de Educación Superior, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Asuntos de la Mujer, el Ministerio de los Presos y Asuntos de los Ex-presos, el Ministerio de Asuntos Laborales y sociales.

Los servicios y los medios culturales con un índice de 1.66% e incluyen:

El Consejo Superior de Medios, del Ministerio de Turismo y las Antigüedades, del Ministerio de la Juventud y el Deporte, el Ministerio de Cultura.

Los servicios de transporte con un índice de 0.81% e incluyen:

El Ministerio del Transporte, el Ministerio de Telecomunicación y Tecnología.

Nuestro análisis respecto de esta distribución confirma nuestra postura y análisis de la naturaleza de la crisis general dentro de la gestión general de las Autoridades, de distribución irracional e injusta de las provisiones del presupuesto que conducen a consolidar y a profundizar la crisis y no a subsanarla. Viendo que la distribución de los costos actuales de esta manera discrepa, por un lado, del nivel mínimo necesario para la satisfacción de las necesidades del trabajo en salud; y por otra parte, discrepa con las prioridades y las necesidades de las distintas instituciones y ministerios en cuestión.

Por supuesto, la existencia recíprocamente y acumulará la consecuencia de tropezar esto y de este planeamiento que no tome en la consideración el interés de la comunidad especialmente los desvalidos tales como mujeres y niños, mientras siga habiendo estos requisitos y principios falsos en la gerencia de la autoridad. La crisis actual en el ministerio de la salud es una continuación de la crisis que comenzó a agravarse a partir de 1994, y aunque no se detendrá ni afectará los servicios Médicos del Ministerio sí que deteriorará los servicios de otros institutos tales como el Hospital de Al-Maqased y hospital del al-Mutala', pues el Ministerio de Salud no ha pagado la financiación y las deudas de los hospitales. Las cosas no aparecen que vayan a concluir en este punto: esta crisis ha conducido a una declive del seguro médico debido a la deterioración en los servicios médicos públicos que el seguro médico proporciona, la paradoja asombrosa a este respeto es que los honorarios del seguro médico comportan más de 150 millones de NIS cada año.

Además de todo ello, y cubierta por la desencadenada crisis que no es justificable desde el punto de vista objetivo, la crisis en salud ha profundizado y ha repercutido en la cantidad y calidad de los servicios médicos ofrecidos a los civiles, no proporcionando la cantidad requerida de medicaciones para los pacientes que lo necesitan. Esto indica que el sector de la salud no está preparado para hacer frente a los casos de la emergencia que podrían dar lugar a una gran cantidad de pacientes, como el caso de la Intifada actual. Mientras que este estado de no preparación (sanidad y medicamentos) ya se ha manifestado en la escasez de medicinas, ambulancias, camas especiales en hospitales y la indisponibilidad o escasez de equipos modernos, la insuficiencia del número de facultativos, personal médico y salud y personal de apoyo. Además, la distribución geográfica injusta de los servicios, instalaciones de salud, posición de género y personal, la indisponibilidad o la escasez de las secciones especializadas para el tratamiento de algunas enfermedades y la falta de coordinación e integración entre los sectores públicos, privados y civiles.

Estas circunstancias actuales requieren la atracción de la atención sobre el sector de la salud en general, los servicios preventivos y de atención primaria particularmente, considerados como cuestiones fundamentales en nuestros programas nacionales de salud.

Health Work Committees

Director General



Estado de los derechos ciudadanos de la población palestina

El derecho a disfrutar de un alto estado de salud. Este derecho es considerado como uno de los derechos básicos debido a su directa relación con el derecho a la vida de los ciudadanos, siendo éste un criterio que mide la disponibilidad de la provisión de medios y equipamientos para asegurar una vida saludable para las personas en sus países.

 

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter