Refugiados palestinos dudan de que puedan regresar tras negociaciones Refugiados palestinos dudan de que puedan regresar tras negociaciones

Los palestinos que viven en campos de refugiados en el Líbano miran con desconfianza el lanzamiento de una nueva ronda de conversaciones directas entre palestinos e israelíes y dudan de que eso signifique que puedan regresar a sus hogares tras décadas de exilio

Fuente: Weedah Hamzah, Agencia DPA

Perdimos la esperanza en este proceso de paz hace mucho tiempo. Es una pérdida de tiempo, dice Fatima Fakhani, residente en el campo de Mar Elias en Beirut, la capital libanesa. Alrededor de ella, en una pequeña habitación sin pintar con techo de hojalata, varios refugiados se reúnen para ver en un pequeño televisor el inicio de las conversaciones transmitido en vivo desde Washington. La habitación está en silencio y sus rostros expresan desesperanza.

Es una vergüenza que nuestros líderes estén participando en estas negociaciones. Yo las llamo conversaciones de entrega porque nosotros, los palestinos, las rechazamos totalmente, dice Ahmed Fakih, otro refugiado. Suheil Natour, un analista palestino y autor de un libro sobre los refugiados palestinos en el Líbano, considera que los refugiados perdieron su fe en la posibilidad de un acuerdo que les asegure su regreso a casa. Unos 400.000 refugiados palestinos residen en condiciones miserables en el Líbano desde que fueron forzados a dejar sus casas después de la creación del Estado de Israel en 1948. La cúpula palestina firmó un acuerdo con Israel después de las rondas previas de conversaciones en Oslo en 1993, pero no se logró entonces ningún arreglo para que los refugiados palestinos pudieran volver a sus hogares. ¿Cómo podemos iniciar conversaciones de paz si continúa la construcción de asentamientos israelíes en territorio palestino?, se pregunta Natour.

La construcción de asentamientos judíos en tierra palestina echa un maleficio sobre las conversaciones de paz. Los asentamientos deben detenerse pero si siguen, eso significa el fin de las conversaciones de paz, agrega. Natour se refiere a insinuaciones del gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de que un congelamiento de diez meses en la construcción de asentamientos podría levantarse cuando termine el plazo este 26 de septiembre. Las negociaciones serán otra ronda de fracaso. Fracasaron antes de empezar. ¿Cómo puede haber negociaciones sin la decisión israelí de detener los asentamientos en nuestra tierra?, dice Ahmed Abu Rudeina.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, insistió durante meses en que sólo aceptaría conversaciones directas si Israel imponía un congelamiento completo de los asentamientos, una demanda que finalmente abandonó el último mes.

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter