Los proyectos de ley más antidemocráticos presentados en el Parlamento israelí Los  proyectos de ley más antidemocráticos presentados en el Parlamento israelí

La Asociación para los derechos civiles en Israel enumera las iniciativas más preocupantes presentadas en el Parlamento israelí durante las sesiones del verano de 2010.

El 21 de julio, último día de sesión del verano de 2010 en el Parlamento israelí, ACRI hizo un llamamiento al Primer Ministro Benjamín Netanyahu y al portavoz de esa institución, Reuven Rivlin, alertando sobre una alarmante tendencia que va tomando forma en la cadencia del actual Parlamento y que prosperó en la última sesión: la utilización del proceso democrático por parte de la mayoría para abordar proyectos legislativos destinados a impedir la libertad de expresión, a dañar nuestro sistema de revisión y compensación y a violar los derechos de los grupos minoritarios en Israel. Para más detalles y leer la versión completa en hebreo, presione aquí. A continuación ofrecemos la lista de ACRI de los 14 peores proyectos de ley de la temporada:

1. Declaración de lealtad de los miembros del Parlamento (parlamentario David Rotem de Israel Beiteinu), que propone obligar a los miembros del Parlamento a declarar fidelidad a Israel como Estado judío y democrático, a sus leyes, sus símbolos y su himno. El proyecto, en esencia, deslegitima y excluye a las minorías en la participación en la democracia israelí.

2. Impedimento a la Corte Suprema para fallar sobre la “Ley de Ciudadanía” (parlamentario David Rotem y otros 44 diputados), lo que dejaría de lado a la Corte Suprema como autoridad judicial independiente que vela por la Ley de Ciudadanía, que el Tribunal debería suprimir.

3. Proyecto de Corte Constitucional (parlamentario David Rotem): un explícito intento de deslegitimar a la Corte Suprema mediante el establecimiento de una autoridad judicial alternativa.

4. Proyecto de Ley sobre la Naqba (parlamentario Alex Millar, Israel Beiteinu). A cualquier persona que señale el día del establecimiento del Estado como día de duelo (“Naqba”, catástrofe en árabe, término usado en árabe por algunos palestinos israelíes para designar el aniversario del establecimiento del Estado de Israel) se le negarán fondos públicos. Esta legislación constituye una violación de la libertad de expresión y por la cual una mayoría intenta silenciar una determinada posición política.

5. Proyecto de ley de prohibición a la incitación (parlamentario Zevulun Orlev, Habayit Hayehudi-New National Religious Party). La prohibición existente sobre incitación se extendería para incluir el rechazo de Israel como Estado judío y democrático.

6. Proyecto de fidelidad por parte de los ciudadanos (parlamentario David Rotem): todos los ciudadanos deberán declarar fidelidad a Israel como Estado judío, democrático y sionista y cumplir un servicio militar o cívico en el orden nacional.

7. Proyecto de aceptación de colectividades (parlamentario David Rotem, Israel Hasson y Shai Hermesh, Kadima), que tiene que ver con la aprobación o no por parte de comités de admisión de colectividades sobre candidatos que no coincidan con la cosmovisión de la mayoría.

8. Serie de proyectos de ley propuestos por el gabinete, destinados a limitar el poder de la oposición en el Parlamento, entre ellos, siete parlamentarios podrían escindirse de una facción y formar una nueva; en vez del 40 (un tercio del parlamento) aumento de la mayoría necesaria para aprobar una propuesta de ley a 55 miembros; si un primer ministro no puede formar gobierno luego de un voto de no confianza, el caído parlamento anterior continuará en funciones.

9. Proyecto de ley de financiación de fondos extranjeros (parlamentario Zeev Elkin, Likud, y otros): se tomarían una serie de medidas estrictas con el fin de limitar la financiación del exterior para organizaciones israelíes sin fines de lucro. Este proyecto se diseñó estratégicamente apuntando a ciertas organizaciones con políticas determinadas inclinadas hacia los derechos humanos con el fin de ejercer control sobre las acciones de la sociedad civil israelí.

10. Proyecto de ley sobre la absolución de los que protestan por la desconexión (parlamentario Reuven Rivlin, Likud, y otros): si bien la legislación reconoce y acepta el derecho a la protesta política, este proyecto en particular, que garantiza la absolución a individuos que fueron procesados por su participación en actos de protesta por el desenganche de Gaza en el año 2005, favorece a una población de orientación ideológica y política específica y el Parlamento se ve en la necesidad de favorecerlos. Una legislación justa debería comprender la generalidad de los casos donde se necesita la absolución por actividades políticas aceptables.

11. Proyecto de prevención de infiltraciones (gabinete político): entre otras cláusulas, este proyecto de ley castiga la infiltración con 5-7 años de prisión e incluye a quienes asistieron al infiltrado. El objetivo de este proyecto es deslegitimar a las organizaciones civiles que ayudan a los refugiados.

12. Proyecto de prohibición al boicot (parlamentario Zeev Elkin y otros): cualquiera que inicie, avance o publique material que sirva como base para un boicot a Israel, será procesado por delito criminal y obligado a pagar daños a quienes sufrieran por dicho boicot. Un extranjero que incurra en esta conducta tendrá prohibida la entrada en Israel durante 10 años.

13. Proyecto de revocación de la ciudadanía a individuos que fueron encontrados culpables de traición o terrorismo (parlamentario David Rotem): la ciudadanía es un derecho básico y su revocación en esos casos violará en consecuencia otros derechos relacionados. El sistema legal israelí ya cuenta con amplias leyes destinadas al tratamiento de individuos hallados culpables de traición o terrorismo.

14. Proyecto de Ley del Cine (parlamentario Michael Ben Ari, Ichud Leumi): la financiación estatal de películas estará condicionada a una declaración de sus autores de lealtad a Israel como Estado judío y democrático.

Palestinalibre.org

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter