Hasan Safadi, periodista y trabajador de Addameer, puesto en libertad de su Detención Admnistrativa Hasan Safadi, periodista y trabajador de Addameer, puesto en libertad de su Detención Admnistrativa

07 de diciembre de 2017


Después de estar detenido sin ningún cargo durante un año y medio, Hasan Safadi, el coordinador de media de Addameer, ha sido liberado de su período de detención administrativa.


Hasan fue detenido inicialmente el 1 de mayo de 2016, en el puente de Karameh en la frontera con Jordania, mientras estaba volviendo de Túnez, donde participó a una conferencia de jóvenes árabes sobre Derechos Humanos.


Justo después de su arresto fue trasladado al centro de interrogatorios de al Moskobiyyeh, en el que tuvo que soportar un período de cuarenta días de interrogatorio. En este período, fue privado del sueño, obligado a estar en posiciones de estrés, y sometido a largas sesiones de interrogatorio, y no le fue dada comida decente. Desde el 12 hasta el 22 de Mayo, a Hasan no le fue permitido ver a un abogado ni ver a su familia.


El 10 de junio de 2016, la Corte de Magistrados ordenó la liberación de Hasan bajo una fianza de 2.500 Shekel y el aval de una tercera parte. Esta orden de liberación nunca se ejecutó, en cuanto el Ministro de Guerra Israelí, Avigdor Lieberman, firmó una orden de 6 meses de detención administrativa contra él. Después de su encarcelamiento su detención administrativa fue renovada dos veces más. La primera el 7 de diciembre de 2016 y la segunda el 8 de junio de 2017.


La detención administrativa es un proceso por el que un individuo puede ser retenido, sin cargos o siendo consciente del motivo, por un período indefinido de tiempo. Representa una infracción grave del Derecho Internacional, y equivale a la tortura. Estas órdenes que se basan en los servicios secretos, se usan frecuentemente contra defensores de Derechos Humanos, periodista y estudiantes.

Aquí en Addameer estamos todos muy emocionados de acoger de vuelta a Hasan. Aunque nuestro Investigador en Terreno, Salah Hammouri, permanezca en detención administrativa.


Tanto Hasan como Salah han sido castigados por tener el valor de levantarse por defender los derechos básicos del pueblo palestino, y por intentar poner de manifiesto las violaciones perpetradas por la ocupación en contra de los presos palestinos. Ellos han decidido defender los principio en los que creen y seguir un camino moral. Por esto, siempre merecerán el más alto respeto.

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter