Addameer condena la gran campaña de detenciones en Hebrón y exige a las Naciones Unidas que garantice la seguridad de los civiles Addameer condena la gran campaña de detenciones en Hebrón y exige a las Naciones Unidas que garantice la seguridad de los civiles

 

Ramalah ocupada, 23 de septiembre 2013

 

Addameer está siguiendo de cerca la campaña de arrestos, allanamientos y detenciones en masa por las fuerzas de ocupación israelíes (IOF) en Hebrón después de la muerte de un soldado de la ocupación.
 
Varios testigos han informado a la unidad de documentación de Addameer de que unos 5.000 soldados han sido desplegados en la ciudad de Hebrón, en las siguientes áreas: Al Sahla, Wadi Al Nasara, Jabal Johar, Tarik Bin Ziyad School y los alrededores y siguen realizandoredadas y detenciones que continúan hasta este momento.
 
Los testigos agregaron que las IOF han allanado las casas y están patrullando las calles de Hebrón, con megáfonos, exigiendo que todos los residentes mayores de 18 años informen en las plazas principales. Las IOF los pone con las manos sobre la cabeza y los sienta enposiciones estresantes en filas paralelas, entonces les esposan las manos a la espalda y les interrogan.

Los testigos calculan que más de 1.000 personas han sido sometidas a este tratamiento, incluyendo niños y ancianos miembros de la comunidad. Según los investigadores de derechos humanos, las IOF también están llevando a cabo una campaña de arrestos al azar que ha dado lugar al arresto de ochenta personas.
 
Addameer además ha sabido que varias instituciones de la sociedad civil fueron igualmente asaltadas, entre ellas la Unión de Comités deTrabajo de Salud, donde mantuvieron a los miembros del personal como rehenes dentro de la oficina durante horas.

Addameer condena esta campaña de venganza y pide al Comité Internacional de la Cruz Roja y a las Naciones Unidas que activen su papel como protectores de los civiles que viven bajo ocupación como queda estipulado en los artículos (4), (13), (27) y (47) de la IV Convención de Ginebra.

Palestina. 23/9/2013. El Ejército de Ocupación israelí ha declarado la ciudad de Al-Khalil (Hebrón) como "zona militar cerrada" tras la muerte ayer a manos de un francotirador  de un soldado israelí en el centro de la Ciudad Vieja.

Desde entonces, el ejército ha tomado todas las calles, ha instalado numerosos puestos militares en azoteas, balcones y aceras, y mantiene encerrada a la población palestina.
Según relatan los residentes de la zona, el ejército está asaltando casa por casa todas las calles de la ciudad. Ya se habla de más de 200 personas detenidas, de las cuales un gran número son menores.
En virtud de los Convenios de Ginebra los castigos colectivos son un crimen de guerra. 


 

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter