65 años del estado de Israel: es hora de jubilar al apartheid sionista 65 años del estado de Israel: es hora de jubilar al apartheid sionista

Este 15 de mayo se conmemora el 65 aniversario de Al Nakba o la catástrofeen recuerdo de la declaración unilateral del estado de Israel por el movimiento sionista. Este episodio de la historia contemporánea fue producto de una estrategia sistemática de limpieza étnica que los grupos paramilitares sionistas, luego convertidos en el ejército israelí, culminaron con la confiscación del 78% de las tierras de la Palestina histórica y la expulsión del 80% de la población indígena.

 

Ese mismo día tenemos como invitado en Euskal Herria el gran historiador Ilan Pappe (Haifa 1954), cuya rigurosa documentación deAl Nakba en el libro La Limpieza Étnica de Palestina le valió el reconocimiento internacional y la expulsión de su cargo docente en la universidad de Haifa.

 

Gracias en parte al trabajo del profesor Pappe, el estado de Israel ya no puede negar su responsabilidad por este crimen contra la humanidad. Pero su reconocimiento de Al Nakba como evento histórico no ha llevado a la sociedad israelí a recapacitar y buscar remedios por el daño causado. Más bien al contrario, actualmente, como señala Pappe, Al Nakba se le considera como un trabajo inacabado  y el concepto de transfer o la expulsión forzosa de toda la población palestina ha entrado en el discurso político israelí por primera vez, ganando cada vez más legitimidad como la mejor forma de solucionar el, llamado, problema palestino.

 

La ocupación israelí se ha convertido en un verdadero sistema de apartheid. La red viaria, con unas carreteras de uso exclusivo para población  judía y otras para población no judía y el muro son dos de las herramientas más llamativas utilizadas por el sionismo para continuar la incesante colonización de Cisjordania. Hacinada en bantustanes, la población civil palestina queda a merced de ataques y hostigamientos cada vez más frecuentes y peligrosos de la población colona.En la franja de Gaza, la política genocida de guerra y estrangulamiento continúa imparable, entrando en su séptimo año.

 

Las brutales actuaciones de los diferentes gobiernos israelís  no conocen límites. El ejército de Israel agrede y mata a civiles en aguas internacionales o lanza cohetes y bombas contra Siria, invadiendo el espacio aéreo de Líbano sin que sanción alguna le sea impuesta.

 

¿Cómo es posible que nuestros gobiernos europeos no reaccionen ante estos crímenes, aun cuando sus propios servicios diplomáticos piden sanciones contra la ilegalidad de lo que Israel está haciendo en Cisjordania*? Ni se inmutan los gobiernos británico o estadounidense cuando Israel asesina a sus propios ciudadanos en casos como Tom Hurndall y Rachel Corrie, jovenesvoluntari@s que trabajaban protegiendo vidas inocentes en Gaza.

 

En vez de condenar a Israel, Europa le premia. En el último año Israel ha encarcelado futbolistas profesionales sin cargos, destrozado el estadio nacional en Gaza y asesinado niños mientras jugaban al fútbol en patios escolares. A todos estos crímenes contra el derecho a disfrutar del deporte la UEFA ha respondido concediendo a Israel el honor de organizar el Campeonato Europeo de Fútbol sub21 en junio. Un torneo al que, por supuesto, no tendrá acceso los millones de devotos seguidores de fútbol palestin@s debido al sistema de apartheid israelí.

 

Nuestras instituciones son cómplices con el apartheid israelí pero nosotr@s, la sociedad civil, estamos diciendo:“basta!”. El anuncio la semana pasada de Stephen Hawking, el mundialmente reconocido físico inglés, sumándose a la campaña civil de boicot a Israel, es una noticia de enorme relevancia.

 

Emulando la campaña contra el apartheid de Sudáfrica, muchos artistas, científic@s, académicos, deportistas, religios@s  y personas de la calle de todas partes del mundo (incluyendo un pequeño pero admirable grupo dentro de Israel) se van adhiriendo al movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones). Cuando el estado sionista experimente el aislamiento internacional: artístico, académico, deportivo y comercial, la ideología racista del sionismo tendrá sus días contados. Después de 65 años es hora de jubilar al apartheid sionista.

 

* http://www.haaretz.com/news/diplomacy-defense/eu-consuls-recommend-imposing-sanctions-on-israeli-settlements.premium-1.506043

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter