La RESCOP condena el asesinato del joven preso palestino Arafat Jaradat por el Estado de Israel La RESCOP condena el asesinato del joven preso palestino Arafat Jaradat por el Estado de Israel

24 febrero 2013

 

La Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina lamenta profundamente y condena firmemente la muerte de Arafat Jaradat, palestino de 30 años, natural de Sair en Hebrón y padre de dos hijos de 2 y 4 años, que había sido arrestado por el Ejército ocupante bajo la  acusación de tirar piedras a colonos israelíes, ilegalmente asentados en Cisjordania. El servicio de inteligencia israelí, el ShinBet, ha declarado que Jaradat, que estaba en perfecto estado de salud antes de su detención, ha fallecido de un paro cardiaco, consecuencia, denuncia la familia, de la tortura de la que el joven ha sido víctima.

 

Como vienen denunciando desde hace muchos años  las organizaciones de derechos humanos en todo el mundo y como nuevamente ha sido evidenciado con la extraordinaria huelga de hambre del preso palestino Samer Issawi, el ordenamiento jurídico, el sistema judicial y el aparato penitenciario israelíes facilitan, favorecen y amparan la vulneración sistemática de los derechos fundamentales de la población palestina. Bajo órdenes militares, los palestinos pueden estar encarcelados durante años sin cargos y sin el derecho a un juicio justo; se les niega el derecho de ver a su familia, comunicarse con sus abogados o ser reconocidos por médicos independientes.  cdel derecho a una acusación, a un juicio justo, a hablar con su abogado/a o a comunicarse con su familia,Los palestinos encarcelados, mujeres, hombres y niños, son sometidos a condiciones de detención inhumanas, a trato degradante y a la tortura, como han denunciado miles de ellos  que han pasado por las cárceles israelíes. Actualmente, el preso político Samer Issawi, con su huelga de hambre de más de 215 días, está denunciando de forma heroica estas violaciones del derecho internacional y de los derechos humanos por parte de Israel.

 

La situación de las presas y presos políticos palestinos, arrestados de forma arbitraria, reducidos a régimen de aislamiento, muchos de ellos incomunicados y sin derecho a recibir visitas, no hace sino demostrar que Israel, lejos de ser una democracia, es un estadorégimen de Apartheid en el que no existe la separación de poderes. El pasado jueves, 800 presos se declararon en huelga de hambre en solidaridad con el preso Samer Issawi, que se encuentra en estado crítico después de más de 7 meses sin ingerir comida como protesta por su detención administrativa (sin cargos ni juicio). Hoy son 4500 presos los que han rechazado comer en señal de protesta contra Israel, luto por el mártir Jaradat y solidaridad con la familia de la víctima. Miles de personas se están manifestando los últimos días en toda Palestina  pidiendo la libertad de los presos en huelga de hambre y de todos los presos  El asesinato del joven Arafat Jaradat oriundo de Sair ha encendido otra chispa en el polvorón polvorín palestino.  

 

La RESCOP considera que la detención, tortura y asesinato de Arafat Jaradat en la cárcel israelí de Megiddo se añade a la larga lista de crímenes de guerra cometidos diariamente por Israel, pide que se realice una investigación internacional independiente para esclarecer responsabilidades y perseguir a todos los culpables materiales y morales de esta muerte y exige la liberación de todos los presos y presas políticas palestinas. También recuerda que ante la incapacidad, tolerancia y complicidad de la comunidad internacional, organizaciones de derechos humanos y de solidaridad con el pueblo palestino, han lanzado una campaña global no violenta de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel. La RESCOP, que forma parte de esta campaña, llama a deportistas, artistas, intelectuales, empresarios, consumidores, estudiantes y a todas las personas que rechazan y abominan el racismo, el colonialismo y el militarismo, a sumarse a esta campaña y a rechazar cualquier colaboración con el estado israelí hasta que éste no abandone sus políticas de ocupación, apartheid y vulneración del derecho internacional.

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter