Interpol pide la captura de 11 sospechosos del asesinato del dirigente de Hamas Interpol pide la captura de 11 sospechosos del asesinato del dirigente de Hamas

El jefe de la policía de Dubai, el general Dahi Jalfan, declaró este jueves que está seguro de que el Mosad está detrás del crimen.

LYON, Francia —

Interpol, la organización de cooperación policial internacional, dictó este jueves órdenes de captura contra 11 sospechosos de estar involucrados en el asesinato de un dirigente de Hamas en Dubái.

Interpol emitió notificaciones rojas (aviso de búsqueda internacional en vistas de una extradición) contra 11 individuos buscados internacionalmente, acusados por las autoridades de Dubái de haber preparado y perpetrado el asesinato del palestino Mahmud al Mabhud, comandante del Hamas, el 19 de enero de 2010, indicó la institución en un comunicado.

La policía de Dubái reveló que los miembros del comando que llevaron a cabo la operación llevaban pasaportes europeos.

Gran Bretaña dijo esperar este jueves que Israel coopere plenamente en la investigación sobre el uso de pasaportes europeos falsos por los presuntos asesinos del dirigente de Hamas, en un caso que podría implicar al Mosad y provoca gran tensión diplomática.

En una acción coordinada, los Gobiernos británico e irlandés convocaron este jueves a los embajadores de Israel en sus respectivas capitales para que se explicaran sobre el caso, según fuentes oficiales. Francia también pidió explicaciones al Gobierno israelí.

Desde hace varios días, numerosos dedos señalan al servicio secreto israelí como posible responsable del asesinato de Mahmud Al Mahbuh, uno de los fundadores del brazo armado de Hamas, en la habitación de un hotel de Dubái el pasado 20 de enero.

El jefe de la policía de este emirato, el general Dahi Jalfan, declaró este jueves que está seguro en un 99%, si no en un 100% (de que) el Mosad está detrás del crimen. Las pistas de que dispone la policía de Dubái muestran un claro vínculo entre los sospechosos y gente en relación directa con Israel, agregó en la página de internet del diario emiratí en lengua inglesa The National.

Israel no ha respondido todavía directamente a estas acusaciones, aunque el ministro de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman, el único que se ha expresado públicamente sobre este asunto, ha dicho que no había razón para pensar que se trataba del Mosad israelí.

En Londres, el secretario general del Foreign Office, Peter Ricketts, le dijo al embajador israelí, Ron Prosor, que quería dar a Israel todas las oportunidades de compartir (...) lo que sabe sobre el incidente, explicó después de la reunión el ministro británico de Relaciones Exteriores, David Miliband. Esperamos que (los israelíes) cooperen plenamente con la investigación lanzada por el gobierno, agregó Miliband tras la reunión. Queremos llegar al fondo de la cuestión de los pasaportes falsos y de su uso potencial, agregó.

Brown prometió el miércoles una investigación exhaustiva sobre este asunto, en cooperación con las autoridades de Dubái.

Paralelamente, el secretario general del ministerio de Relaciones Exteriores irlandés, David Cooney, se reunió con el embajador israelí en Dublín, Zion Evrony, sin que por el momento haya trascendido nada del encuentro.

El ministro irlandés de Exteriores, Micheal Martin, indicó este jueves por la mañana que el incidente era sumamente serio. Estamos haciendo preguntas muy directas y buscando ayuda y clarificación. Queremos obtener respuesta lo más rápidamente posible, agregó en la televisión RTE el ministro, mencionando también el riesgo para la seguridad de ciudadanos irlandeses.

Asimismo, Alemania pidió este jueves al encargado de negocios israelí en Berlín explicaciones sobre el asesinato del dirigente de Hamas, indicó un comunicado del ministerio alemán de Relaciones Exteriores.

La tensión diplomática entre estas capitales europeas e Israel empezó a subir desde que la policía de Dubái anunció el lunes que el comando que llevó a cabo el asesinato de Mahmud al Mabhuh estaba integrado por 11 personas con pasaportes europeos: seis británicos, tres irlandeses, un alemán y un francés. Londres y Dublín anunciaron rápidamente que se trataba de documentos falsos.

La prensa israelí también ha expresado su preocupación por los problemas que puede acarrear para su país el asesinato del dirigente islamista, si se demuestra que el comando usurpó las identidades de por lo menos siete israelíes poseedores de una doble nacionalidad.

El jefe de la policía de Dubái afirmó recientemente que lanzaría una orden de detención contra el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, si se demuestra que el Mosad está detrás del asesinato.

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter