Resolución de la Conferencia Política del PCE en apoyo del pueblo palestino y del movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) Resolución de la Conferencia Política del PCE en apoyo del pueblo palestino y del movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones)

PCE / 23 jun 12

El Partido Comunista de España, ante el eufemísticamente llamado conflicto Israel-Palestina, considera:

- Que Israel es un estado racista, creado por los sionistas bajo el principio de que “el pueblo judío era el pueblo elegido por Dios, y Palestina era su tierra prometida”, y que ésta era un desierto deshabitado e improductivo: "una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra".

- Que según reconoció el líder sionista David Ben Gurion: "En nuestro discurso político en el extranjero desestimamos la oposición árabe a nuestro proyecto... [pero] entre nosotros debemos reconocer la verdad... Políticamente, somos los agresores y ellos se defienden... El país les pertenece porque lo habitan; por nuestra parte, queremos asentarnos aquí; desde su perspectiva, queremos despojarlos de su patria...".

- Que tras la II Guerra Mundial, Estados Unidos surgió como la primera potencia imperialista y ansiaba imponer su hegemonía en el Medio Oriente. En noviembre de 1947, abogó por una resolución de la ONU que dividió a Palestina en dos estados, un estado sionista y otro árabe. En aquel momento, los palestinos tenían el 92% de la tierra y el doble de la población de los sionistas, pero la división les arrebató el 54% de la tierra para dársela a Israel.

- Que los palestinos y los países árabes rechazaron la división de Palestina; no obstante, el 14 de mayo de 1948 los sionistas establecieron el estado de Israel y se lanzaron a la guerra contra los palestinos. Masacraron a 250 aldeanos indefensos, 100 de ellos mujeres y niños, en DeirYassin con el fin de sembrar terror. Muchos palestinos huyeron de sus tierras. En enero de 1949, cuando terminó la guerra, casi 800,000 palestinos —los dos tercios de la población— estaban exilados en Líbano, Jordania, Siria, Gaza y Cisjordania, e Israel confiscó el 77% de la tierra.´

En 1967, Israel lanzó la "guerra de Seis Días" con el fin de acaparar más tierras y establecerse como potencia regional. Se apoderó de lo que le faltaba de la Palestina histórica (el 23% restante del territorio de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Oriental), además de la península de Sinai (de Egipto) y Golán (de Siria).

- Que Israel repitió el pretexto de defenderse de la agresión árabe, pero el líder israelí Menachem Begin admitió: "En junio de 1967, nos encontramos nuevamente ante una disyuntiva. Las concentraciones del ejército egipcio en las cercanías del Sinaí no comprobaban que Nasser [líder de Egipto] iba a lanzarse al ataque. Seamos francos. Nosotros tomamos la decisión de atacarlo a él".

- Que desde su fundación en 1948, Israel ha agredido constantemente a las masas del Medio Oriente y del mundo entero. En 1956, respaldó a Reino Unido y Francia en la guerra por el control del canal de Suez. En 1976, invadió Líbano para evitar que el gobierno cayera en manos de fuerzas contrarias a Estados Unidos; en 1982, mató a más de 20,000 libaneses y palestinos en una nueva invasión, se apoderó de la parte sur de Líbano y la ocupó hasta el año 2000; en 1982, bombardeó un reactor nuclear de Irak y en 1991 apoyó a Estados Unidos en la guerra del Golfo. Los agentes israelíes han entrenado a torturadores de Guatemala, Sudáfrica y muchos otros países, y venden armas a gobiernos reaccionarios en todo el planeta.

- Que Israel ha incumplido todas las resoluciones de la ONU y del resto de instituciones internacionales, así como los acuerdos de paz de Oslo.

Por todos estos motivos, el Partido Comunista de España RESUELVE:

- Apoyar la creación de un estado secular y democrático para todo el territorio de la Palestina histórica, donde todo el mundo disfrute de los mismos derechos, sin distinción de etnia, religión o cualquier otro rasgo identitario. Ésta, en nuestra opinión, es la fórmula más coherente con la ética que pueda satisfacer el derecho inalienable de Palestina a la autodeterminación, incluyendo el retorno de los refugiados, junto con el derecho de todos los habitantes de esa tierra a la justicia, la paz, la dignidad y los derechos democráticos, un estado que comprenda desde el Río Jordán hasta el mar Mediterráneo.

- Apoyar públicamente al Movimiento BDS, respuesta de la sociedad civil a la colisión entre el derecho internacional y la persistente renuncia de Israel a otorgar unos mínimos derechos al pueblo Palestino y su demostrado desprecio al Derecho Internacional.

Continuando con una larga tradición Palestina de lucha por la Libertad, la Justicia y la Dignidad, una gran coalición de la sociedad Palestina lanzó el llamamiento de BDS para reafirmar su derecho a la autodeterminación. Como afirma el manifiesto BDS, éste parte de tres pilares fundamentales: el derecho a vivir libres de la Ocupación Israelí en Cisjordania y Gaza, incluyendo Jerusalén Este; la necesidad de acabar con el sistema israelí de discriminación étnica o apartheid; y el respecto a los refugiados, la gran mayoría del pueblo Palestino, del derecho que les otorga la ONU a volver a sus lugares de origen. 

El Movimiento de BDS representa hasta el momento la mejor esperanza con efectividad y fuerza moral para enfrentarse a los intentos de Israel de aparcar y olvidar estos derechos básicos del pueblo Palestino. Basado en principios progresistas y antirracistas, se nutre de la energía creativa de gente con conciencia de todo el mundo, con gran diversidad de ámbitos. Grandes sindicatos, desde Sudáfrica a Brasil, Irlanda y Reino Unido, así como otros en la mayoría de los países occidentales se han unido a las medidas de Boicot contra Israel. Campañas contra los tratados de libre comercio y otros acuerdos con Israel se multiplican desde Argentina, Chile y Brasil a la Unión Europea.

- Presionar al gobierno de España, a la Unión Europea, y a todas las instituciones (tanto nacionales como internacionales) en las que sea posible, para que actitud de pasividad cómplice con Israel, por una de rechazo real y efectivo mientras no abandone su política de Apartheid y limpieza étnica hacia el pueblo palestino.

Madrid a 23 de junio de 2012

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter