Alemania colabora en el programa atómico de Israel, según 'Der Spiegel' Alemania colabora en el programa atómico de Israel, según 'Der Spiegel'

Suministra submarinos que después son equipados con cabezas nucleares.

Israel equipa con cabezas nucleares submarinos suministrados por Alemania, afirma en su último número el semanario Der Spiegel, que atribuye así a Berlín colaboración en el programa atómico de ese país.

 

 

De acuerdo con ese medio, los hasta ahora últimos tres submarinos entregados a Israel (a los que hasta 2017 se sumarán otros tres) disponen de un nuevo sistema hidráulico que permite accionar esas cabezas nucleares.

 

Berlín ha defendido hasta ahora esas entregas como parte de la colaboración bilateral, por encima de las repetidas denuncias de ONG internacionales afirmando que tales submarinos son susceptibles de ser equipados con armamento nuclear. El portavoz del gobierno de Angela Merkel, Steffen Seibert, defendió el suministro de esos submarinos alemanes a Israel y recordó que ello está en línea "de continuidad" con este tipo de entregas de los ejecutivos precedentes.

 

"La entrega de los submarinos es sin armamento. El gobierno no entra en especulaciones acerca de su posterior equipamiento de armas", añadió el portavoz, en declaraciones recogidas por la edifición digital del semanario Desde la oposición socialdemócrata, el portavoz de Exteriores, Rolf Mützerich, instó a investigar la situación y dijo que hasta ahora se había justificado esos suministros en la convicción de que portaban armas convencionales.

 

La cuestión ocupa la portada y reportaje principal de la edición en papel de Der Spiegel, publicado hoy, con el título Operación secreta Sansón. En el reportaje se aportan declaraciones del exsecretario de Defensa Lothar Rühl, según el cual Berlín es consciente desde hace tiempo de ese uso. El semanario afirma, asimismo, que por lo menos desde 1961 el Ministerio de Exteriores alemán está informado de los planes atómicos israelíes. Ya en 1977, el entonces canciller, el socialdemócrata Helmut Schmidt, abordó la cuestión del programa nuclear con el titular de Exteriores, Moshé Dayán.

 

Exportaciones a más de diez países

Los submarinos, del modelo Dolphin con motor diesel-eléctrico, son construidos en los astilleros Kiel (norte de Alemania) y financiados en buena parte por Alemania como parte de su cooperación bilateral con el Estado israelí. Se trata de un modelo que Alemania exporta a más de diez países desde hace más de una década (es decir, también en tiempos del ejecutivo socialdemócrata-verde de Gerhard Schröder) y con una autonomía de hasta 1.500 kilómetros.

 

Berlín cuida con atención especial sus relaciones con Israel, como parte de su responsabilidad histórica hacia ese Estado, y observa asimismo una extrema cautela frente a cualquier crítica a su política. Der Spiegel cita en su edición al ministro de Defensa, Ehud Barak, según el cual los alemanes "están orgullosos" de poder colaborar "en garantizar la existencia del Estado israelí".

 

Junto a los submarinos ya entregados y el pedido en curso otros tres, hasta 2017, Israel se plantea encargar a Alemania tres unidades más. El contrato para la segunda partida de tres submarinos se materializó recientemente por la propia canciller Angela Merkel. Alemania aporta una tercera parte de su financiación (135 millones de euros), en una operación políticamente vinculada a que Israel frene la construcción de nuevas colonias en Cisjordania y que permita la construcción de una depuradora de agua (también con participación alemana) en Gaza. Hasta ahora, el gobierno de Benjamin Netanyahu no ha cumplido esas condiciones, apunta Der Spiegel.

 

EFE Berlín 03/06/2012

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter