Israel destruyó el año pasado 59 obras financiadas por la UE en territorio palestino Israel destruyó el año pasado 59 obras financiadas por la UE en territorio palestino

Israel destruyó durante 2011 un total de 59 obras en territorio palestino levantadas con la financiación de la Unión Europea, según el recuento de la Comisión Europea, la ONU y activistas. En concreto, las autoridades israelíes destruyeron 22 depósitos de agua y 37 estructuras con fines residenciales o agrícolas.

 

Además, el Gobierno israelí ha ordenado la paralización de otras obras con financiación europea como 14 depósitos de agua, 34 instalaciones de saneamiento, ocho instalaciones de energía solar, dos escuelas y un dispensario, según un publica este lunes la web 'EUobserver'.

 

Como ejemplo cita el 13 de febrero, cuando excavadoras israelíes dañaron un pozo antiguo de la localidad cisjordana de El Rahawia que estaba siendo reparado con fondos polacos. El pueblo, considerado "ilegal" por Israel, fue arrasado y sus 83 habitantes quedaron sin hogar.

 

Otros dos pozos, esta vez financiados por Francia, fueron destruidos por el Ejército israelí el 23 de abril en la zona de Hebron, lo que provocó una protesta formal del Ministerio de Asuntos Exteriores francés.

 

En total, la Comisión Europea estima que Israel ha destruido en la última década infraestructuras valoradas en 49 millones de euros levantadas en los territorios palestinos ocupados con financiación europea.

 

"Los gobiernos europeos pueden asegurarse de que el dinero de sus ciudadanos se utiliza bien pidiendo al Gobierno de Israel que ponga fin a la demolición de proyectos de ayuda e infraestructuras civiles", señala un portavoz de Oxfam, Nishant Pandey. "El precio más alto lo pagan los hombres, mujeres y niños cuyos derechos se violan al verse privados del agua", denuncia la ONG Grupo de Palestino Hidrología a través de su portavoz, Ayman Rabi.

 

Sin embargo, la ONG Grupo de Trabajo sobre los Desplazados (DWG), que colabora con la ONU, denuncia que estos incidentes son sólo la punta del iceberg, ya que solo en los cuatro primeros meses de este año Israel ha destruido 267 estructuras palestinas en Jerusalén Este y Cisjordania. El año pasado fueron 622.

 

En cambio, las autoridades israelíes han legalizado unas 7.500 nuevas viviendas para colonos judíos y ha tolerado los ataques violentos de los colonos contra los palestinos, denuncia el DWG.

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter