Comunicado de la Agrupación Popular Palestina en defensa de Siria Comunicado de la Agrupación Popular Palestina en defensa de Siria

Miércoles 8 de febrero de 2012 se celebra el primer encuentro de la Agrupación Popular Palestina en el Centro Cultural Árabe de Ramala con la asistencia de personalidades nacionalistas, religiosas y de la juventud de todas las zonas y provincias de la palestina ocupada y de todas las tendencias políticas.

El encuentro comenzó con un minuto de silencio por los mártires sirios caídos por el fuego de las bandas armadas y traidoras.

 

El encuentro fue inaugurado por el padre de Jerusalén Hanna Atallah que expresó el sentir de los asistentes y reflejó la postura del pueblo palestino auténtico en apoyo y defensa del país árabe sirio, que es el corazón del arabismo vivo frente a una agresión imperialista sionista- árabe- reaccionaria; y consideró que cualquier agresión contra siria es como una agresión contra el pueblo palestino y su causa. El comunicado más abajo fue leído por el profesor Hisham Al-Shrif .

 

Los asistentes tuvieron varias intervenciones que coincidieron en expresar la lealtad a Siria en tanto que nación, como Estado y sus instituciones. Se presentaron varias propuestas de las cuales recordamos:

 

1.- La postura de la Autoridad Nacional Palestina y la Liga árabe no representa en ningún momento al pueblo palestino que va a seguir siendo fiel y defensor de Siria.

 

2.- Condenamos a la Liga Árabe y la complicidad del emir de Qatar y de Arabia Saudí por la sospechosa convocatoria de un congreso sobre Jerusalén con fecha del 28 de febrero en curso en Doha (Qatar) y exigimos a los pueblos árabes y al palestino en particular y a sus fuerzas vivas políticas y religiosas boicotear tal iniciativa sospechosa.

 

3.- Rechazamos el comunicado de quienes se autodefinen como “100 intelectuales” vinculados todos ellos al gobernante Catarí a y quienes invitan o exhortan a la ocupación de Siria y pretenden o plagian la representatividad de los intelectuales palestinos.

 

4.- Consideramos necesario el afianzamiento de la relación de la Agrupación Popular Palestina con los movimientos panarabistas y progresistas en base a una acción árabe común y un objetivo unionista árabe común.

 

5.- Los asistentes acordamos formar una comisión de seguimiento y comisiones de las provincias con el objetivo de continuar con las acciones de apoyo al pueblo árabe sirio en su justa causa.

 

6.- Formar una delegación popular para visitar las embajadas de la Unión rusa y la República popular china en los territorios ocupados para expresarles su agradecimiento por la actitud que tomaron respecto a Siria y su apoyo al pueblo sirio.

 

7. Formar una delegación en nombre de la Agrupación para visitar la república árabe siria para expresar su solidaridad con el pueblo sirio y su dirección

 

Comunicado

 

La lucha contra Siria para tratar de cambiar su actitud e incorporarla a las alianzas y a los planes occidentales enemigos de los intereses de la zona y de sus pueblos, de sus sentimientos y su autodeterminación, es una lucha antigua. Sin embargo, asistimos hoy a un nuevo capítulo.

 

Las reivindicaciones del pueblo sirio de libertad, democracia y participación política verdadera en un clima abierto, son reivindicaciones legítimas, obligadas y necesarias. No obstante, debido a diversos factores instigados por actores externos, que han “encontrado elementos internos”, las fuerzas populares auténticas y su legítimo derecho a las reivindicaciones, han sido secuestradas por fines ajenos al bien de Siria y de los sirios. Existen actores y fuerzas que han utilizado dichas reivindicaciones en un proceso cuyo fin es destruir a Siria, quebrar su papel y cambiar su postura. Las legítimas reivindicaciones del pueblo sirio son la verdadera víctima de una alianza enemiga a quien le interesa poco o nada el interés de este pueblo que ha sido tergiversado de diversas formas.

 

Este asunto requiere que las fuerzas de la oposición sirias auténticas diferencien y se libren de esta confusión envenenada y mortal, y que se libren de sus secuetradores y se resitúen en el contexto sirio adecuado. A nadie le es desconocido que lo que ocurre ahora en Siria es una guerra crucial, en la que no se escatiman ninguna de las variantes: ni las interpretaciones, ni el dinero, ni los servicios de inteligencia. Cualquier vía encaminada a paralizar el papel de Siria consistente en su capacidad para obstruir cualquier proyecto enemigo que atente contra la zona, fuere quien fuere la alianza quien lo respalde. Aparte dejamos la capacidad singular de Siria de inclinar a un lado u otro las grandes opciones para esta zona que aspira a la emancipación y la libertad de cualquier dominio externo.

 

La naturaleza agresiva de las fuerzas occidentales e Israel -Israel que descansa en el corazón del proyecto que atenta contra esta zona y sus fuerzas populares-, en realidad no han cambiado su perspectiva con respecto al mundo árabe y sus problemas, sólo han buscado en cada momento nuevos aliados regionales o locales. Los objetivos a conseguir por esta agresividad occidental renovada consisten en: a) compensar su retroceso estratégico en la zona por causa de varios factores, uno de ellos, la resistencia iraquí, otro, la firmeza del eje de las fuerzas de resistencia en la región (Hezbola, fuerzas palestinas, Irán…) b) los intentos desesperados de buscar soluciones a sus crisis estructurales diversas a través de perpetuar su dominio en la zona, desgastar sus recursos, e impedir su emancipación, su desarrollo y su autodeterminación.

 

Porque sabemos que el titular principal sobre lo que acontece en Siria supera con creces la dimensión local siria, pues se trata de una confrontación determinante entre dos estrategias, por un lado, la estrategia de dominio, la dependencia y el sometimiento; y por otro lado, la estrategia de la resistencia, la oposición, el cambio democrático auténtico y necesario.

 

Partimos de todo esto y de la necesidad de una visión distinta por parte de los palestinos que se pronuncien con voz auténtica sobre lo que acontece en Siria y las repercusiones que podría acarrear sobre la propia causa palestina, la zona y el futuro. Y a tenor de la importancia que tiene formar una conciencia profunda, integral y objetiva de las fuerzas políticas y populares palestinas con respecto al escenario sirio, sus componentes, e influencias, esta versión necesariamente ha de reflejar una perspectiva clara y organizada y fundamentarse en una estrategia palestina que determine las posturas y actitudes de las distintas partes con respecto de lo que ocurre en Siria. Por ello declaramos lo siguiente:

 

1º. Lanzar una voz palestina de largo alcance en relación a lo que ocurre en Siria. Consideramos que esto es una necesidad palestina, y a pesar que sabemos por anticipado que no cambiará la correlación de fuerzas, ni inclinará la balanza a favor de ninguna de las partes, sin embargo, es una voz importante e indicativa cuya orientación tanto para los palestinos como para otros es sumamente importante. Es una actitud de coherencia para con nosotros mismos a través de la actitud respecto a Siria a nivel de estado, pueblo y con relación a la situación.

 

2.- Tanto Siria como Iraq y Egipto no son regiones emergentes en la historia de Palestina y ni en la vida de los palestinos y en el conjunto de la zona. Históricamente, el particular destino de Palestina ha dependido de estas tres regiones. En este triángulo se encuentra la capacidad, la energía estratégica y el civismo de los árabes. En estas regiones han transcurrido y transcurren las guerras y cuyo desenlace determina la faz de la zona y sus probabilidades. Palestina existe en el corazón de estas zonas así como en ellas se define lo que más le conviene o lo que habrá de tener.

 

3.- La guerra que ocurre en Siria ha sobrepasado la cuestión de estar en el lado del régimen o en el lado de la oposición, lo que está en juego es una cuestión sustancial: el futuro de Siria, su capacidad, su rol y sus opciones. El futuro e integridad de Siria es la que debería determinar nuestra posición en relación al régimen o a la oposición. De ahí que la reforma integral y la apertura política en base al pluralismo y participación en la que participan todas las fuerzas progresistas y auténticas del país es una necesidad no para Siria desde el interior sino para mantener a Siria a flote en contra de lo que se le prepara. El afianzamiento del frente interno en base a lo anterior es una necesidad para que Siria supere su actual crisis y venza la ofensiva que pretende su destrucción. De ahí que la reforma en Siria requiera que el régimen pueda extraer lo mejor de sí y erradicar lo peor. Al mismo tiempo requiere, con la misma determinación, una oposición autóctona, leal, incluso superior al régimen al que se opone, capaz de erradicar las confusiones y alejar todas las sospechas de connivencia con los enemigos de Siria que sobre ella recaen, que la deforman, que derrotan su proyecto reivindicativo y que la conducen hacia el abismo y la quiebra. Una oposición que posea verdad credibilidad y la representatividad de la mayoría del pueblo sirio si fuera posible.

 

El reencuentro entre el régimen y la oposición real sobre las aspiraciones y las apuestas del pueblo árabe sirio en el lugar adecuado, útil y garante, es lo único que protege la región y la salvaguardan frente a los planes ajenos. A su vez cimientan un prototipo político adecuado, efectivo y modélico para el pueblo sirio y su rol en la región. Se trata de una necesidad urgente cuya responsabilidad recae hoy fundamentalmente sobre el conjunto del pueblo sirio.

 

4.- El encuentro de la Agrupación condena cualquier forma de injerencia externa destructiva y sanguinaria en Siria, de la forma o procedencia que sea. La experiencia dolorosa de la injerencia tanto en Palestina, como en Iraq y Libia -al menos en estos tres países-, es el testimonio de lo que indicamos. Para todo aquel que utilice la razón y la conciencia y sabe el valor de la responsabilidad de cara al futuro de la zona y sus pueblos, es importante recapacitar sobre tantas y tantas miserias, expolios, asesinatos, destrucción y corrupción de los pueblos de la región.

 

5.- Esta Agrupación condena la guerra de desinformación que se ejerce sobre Siria y su realidad y condenan a todos los actores que participan en ella que la han humillado, ofendido, alejándose de la ética de la información, su papel y su objetividad.

 

Estas circunstancias que atraviesa Siria en particular y la zona en general requieren de parte de todos evitar todas las formas de confusión y requiere de los aludidos, y sobre todo del pueblo palestino, alzar la voz adecuada y hallar aquellos elementos positivos de la zona y sus soportes, hallar el lugar adecuado, la postura adecuada y la forma adecuada. La consideración, la experiencia histórica y existencial nos dicen de forma sencilla y penetrante: las posturas auténticas, las fuerzas auténticas y las opciones auténticas son las que perduran en el tiempo y hacen su efecto.

 

Fuente: http://www.safsaf.org/word/2012/feb/80.htm

Traducción del árabe para Rebelión por Majed Dibsi

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter