Francia acusa a Israel de la apropiación ilegal de los recursos hídricos en Cisjordania Francia acusa a Israel de la apropiación ilegal de los recursos hídricos en Cisjordania

 

17 de enero 2012

Barak Ravid por Haaretz - 17 de enero 2012

www.haaretz.com/print-edition/news/france-accuses-israel-of-water-apartheid-in-west-bank-1.407685

Traducido al castellano por Sergio Escriche para SODePAZ

 

El Comité de Relaciones Exteriores del parlamento francés ha publicado un informe sin precedentes hace dos semanas acusando a Israel de la aplicación de "apartheid" en su política de asignación de los recursos hídricos de Cisjordania.

"Unos 450.000 colonos israelíes en Cisjordania utilizan más agua que los 2,3 millones de palestinos que viven allí", dijo el informe. "En tiempos de sequía, en contradicción con el derecho internacional, los colonos tienen prioridad para el uso del agua."

La Embajada de Israel en París no tenía conocimiento previo del informe y por lo tanto les ha pillado desprevenido. Funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores calificó el incidente como "un contratiempo diplomático serio".

El informe afirma que el agua se ha convertido en "un arma al servicio de la  política de apartheid israelí" y da ejemplos y estadísticas que ratifican esta acusación.

El autor del informe es el diputado socialista Jean Glavany, que en el pasado se desempeñó como ministro de Agricultura, bajo el primer ministro francés, Lionel Jospin, y como secretaria del gabinete del presidente Francois Mitterrand.

El Comité de Asuntos Exteriores había asignado a Glavany un informe sobre el impacto geopolítico del agua en las zonas de conflicto en todo el mundo. Visitó Israel y los territorios ocupados palestinos del 17 al 19 de mayo del año pasado y se reunió con varios altos funcionarios gubernamentales, entre ellos el ministro de recursos energéticos e hídricos Uzi Landau y el comisionado para el agua Uri Shani.

Tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores y la embajada en París estaban al tanto de la visita y estaban informados de la misión que Glavany iba a desempeñar. Por el contrario, el embajador israelí en Francia Yossi Gal desconocía el trabajo del diputado.

Nadie en la embajada trató de obtener una copia del borrador del informe a fin de asegurar que sus conclusiones no fueran demasiado duras. Tampoco  los aliados de Israel en la Comisión de Asuntos Exteriores francesa fueron avisados para llamar a la moderación sobre el contenido del informe.

La embajada fue consciente del informe cuando a los pocos días apareció en la página web del Parlamento francés, cuando se puso sobre la mesa del ministro europeo de relaciones exteriores en Jerusalén, que se enteró por una fuente externa, informó a la embajada.

El informe afirma que el agua no se distribuye equitativamente a los palestinos de Cisjordania y que estos palestinos no tienen acceso a la tierra que está bajo los acuíferos subterráneos en su territorio. Glavany afirma que Israel estaba perpetrando una "ocupación del agua" en contra de la prolación palestina.

"La expansión territorial de Israel es vista como una" ocupación del agua de ambos ríos y acuíferos ", dice el informe.

También afirma que "el muro de separación construido por Israel le permite controlar el acceso a las fuentes de agua subterránea" y  "dirigir el flujo de agua hacia el oeste."

El informe acusó a Israel de "la destrucción sistemática de los pozos que fueron excavados por los palestinos en Cisjordania", así como de embalses deliberadamente bombardeados en la Franja de Gaza en 2008-09. También  denuncia que "muchas instalaciones de purificación de agua previstas por el Ministerio de Recursos Hídricos de Palestina están siendo" bloqueadas "por el gobierno de Israel."

Altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores afirmaron que la embajada de París había estado poco ágil en en tratamiento de este asunto.

"Este informe es un contratiempo grave que ha causado un daño diplomático y ha dañado seriamente la imagen de Israel en Francia", dijo un funcionario de alto rango.

El vocero de la cancillería Yigal Palmor dijo que Glavany había introducido términos extremistas en el informe por su propia cuenta, en última instancia, sin consultar a otros miembros del grupo de trabajo.

"Estas observaciones inaceptables sorprendieron a sus colegas en el grupo de trabajo, que quedaron perplejos tras la llamada de atención de los diplomáticos israelíes, una vez publicada la versión final del informe”, dijo Palmor.

Dicho informe, continuó, "está repleto de un lenguaje propagandístico y vicioso, muy lejos de cualquier crítica profesional con la que se podría argumentar de forma inteligente." Por otra parte, el autor del informe ha omitido numerosos hechos y ha actuado de manera "flagrantemente tendenciosa".

"Después el personal de la embajada destacó la extrema gravedad de la redacción ... todos los miembros del grupo de trabajo se desvincularon  [del informe], incluido el presidente, quien envió una carta oficial al embajador remarcando su responsabilidad sobre las expresiones anti-israelíes vertidas en el  informe," añadió Palmor.

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter