Nuevo ataque a la sociedad civil palestina Nuevo ataque a la sociedad civil palestina

La oficina de Stop the Wall asaltada. La noche del 8 de febrero de 2010, sobre la una de la madrugada diez vehículos militares entre todoterrenos hummers, jeeps y un autobús blindado, pertenecientes al Ejercito Israelí llevaron a cabo una incursión en la ciudad palestina de Ramala y asaltaron las oficinas de la Campaña contra el Muro Stop the Wall. Tras tres horas de registro, los ordenadores, discos duros y portatiles, así como numerosa documentación, CDs y cintas de video fueron confiscados.

Jamal Juma declara:

“Lo ocurrido es parte del ataque continuado contra los movimientos populares de base y la lucha de los defensores de derechos humanos palestinos que demandan la rendición de cuentas por parte de Israel…

Los palestinos no nos vamos a intimidar por esto. La lucha en contra del Muro sólo se detendrá cuando la decisión del Tribunal Internacional de Justicia, que establece que el Muro debe ser desmantelado, sea llevada a cabo.

Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional, en particular a la Unión Europea, para que ejerzan presión en Israelí y aseguren que este respete el derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, y ponga fin a su política de represión del pueblo palestino y los defensores de los derechos humanos trabajando en el terreno.”

El último ataque a las oficinas de Stop the Wall tiene lugar días después de que el Coordinador de la Campaña, Jamal Juma, y el Coordinador Juvenil, Mohammad Othman, fueran arrestados y posteriormente puestos en libertad gracias a la importante presión de la comunidad internacional. (2)

En la actualidad, unos cuarenta activistas en contra del Muro permanecen en prisiones Israelíes por su participación en la movilizaciones populares y llevar a cabo actividades de incidencia a nivel internacional. (3)

La noche anterior, el ejercito Israelí arrestó, en su casa de Ramala, a dos defensoras de los derechos humanos de nacionalidades española y australiana, que trabajan con el Movimiento Internacional de Solidaridad (ISM). (4)

****FIN****

Notas:

(1)Para fotografías contactar Stop the Wall at: +972-2-599669927

(2)para mas información sobre las detenciones: http://freejamaljuma.wordpress.com/ y http://freemohammadothman.wordpress.com/

(3)La ola de represión sobre activistas populares mas intensa registrada últimamente ha tenido lugar en la localidad palestina de Ni’lin. Hasta la fecha, 130 residentes –indistintamente de que participaran en las movilizaciones-han sido detenidos, unos 500 han resultado heridos (50 de ellos por arma de fuego), diez personas han resultado discapacitadas y cinco han fallecido. Tan solo una persona ha sido puesta en libertad, el resto permanecen en prisión. Entre el 12 y el 24 de enero 15 residentes de la comunidad fueron detenidas, en lo que constituye la campaña más agresiva jamás registrada contra el movimiento de resistencia contra el Muro en la localidad.

(4)Alrededor de 80.000 NIS (unos 16.000 euros) han sido pagados a las autoridades ocupantes en concepto de multas y fianzas. Los arrestos y la violencia infligida en individuos no es de ningún modo esporádica o accidental sino que es forma parte de un patrón establecido. Las Fuerzas de Ocupación israelíes están
• Atacando los comités populares. Como órgano responsable de coordinar las movilizaciones en cada comunidad, los miembros de los comités están bajo el punto de mira del ejército israelí. El 12 de enero, dos importantes miembros del comité, Ibrahim ‘Ameera y Hasan Mousa, fueron detenidos. Los ataques sobre los líderes populares se llevan a cabo con la única intención de reprimir las movilizaciones, en abierta violación de la libertad de expresión y el derecho de asamblea y asociación. Los comités populares han sido la estructura básica de la movilización social y política durante generaciones. Los ataques contra esta expresión socio-política constituyen un ‘asesinato político’ que, en caso de resultar exitoso, desestabilizaría la sociedad civil palestina en sus raíces.
• Atacando familias de individuos buscados. Las fuerzas de ocupación israelíes a menudo acosan a familias de individuos buscados, asaltando sus domicilios durante la noche, destrozando sus propiedades, profiriendo amenazas y aterrorizando a los habitantes de la localidad, en un esfuerzo por ejercer presión sobre estos individuos, a menudo jóvenes, para que se entreguen. El mensaje es claro: residentes que se movilizan en contra del Muro podrían encontrar a sus familias bajo el punto de mira del ejército israelí. Durante una incursión nocturna, el 21 de enero de 2010, las fuerzas de ocupación detuvieron a Mustafa ‘Ameera con la intención de ejercer presión en su hijo, a quien el ejército israelí llevaba un tiempo tratando de detener. Casado con varios hijos, Mustafa ‘Ameera fue liberado la noche previa a la detención de su hijo. Esta estrategia es una forma clara de castigo colectivo.

(5)Sobre las tres de la mañana del 7 de febrero, soldados israelíes asaltaban el domicilio en Ramala de dos activistas internacionales aduciendo que sus visados estaban caducados, en clara violación de los Acuerdos de Oslo. Los soldados entraron en el apartamento, situado en Area A de la localidad de Ramala, por la fuerza, y arrestaron a dos activistas del Movimiento de Solidaridad Internacional bajo la acusación de haber sobre pasado la fecha de expiración de sus visados. La periodista española, Ariadna Jove Marti, y la australiana Bridgette Chappell, estudiante en la Universidad de Birzeit, fueron llevadas a la prisión militar de Ofer situada fuera de los Territorios Ocupados, donde fueron transferidas a la unidad de policía de inmigración “Oz”. Para mas información ver: http://palsolidarity.org/2010/02/11224

Stop the Wall y Addameer Prisoner Support and Human Rights Association han publicado “Repression Allowed, Resistance denied” (Represión permitida, Resistencia denegada), un detallado informe sobre la represión a la que los activistas y las comunidades que participan en las movilizaciones de resistencia popular en contra del Muro se ven sometidos. El informe puede ser consultado en: http://stopthewall.org/activistresources/2019.shtml

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter