Israel y EEUU libran una guerra secreta contra Irán Israel y EEUU libran una guerra secreta contra Irán

Público

 

EEUU e Israel libran desde hace dos años una guerra encubierta contra Irán que incluye el asesinato de varios de sus científicos nucleares y el sabotaje de sus instalaciones de enriquecimiento de uranio. Así lo afirmaba ayer el diario The New York Times en un gran artículo de portada.

 

Según el rotativo, la CIA y el Mosad son directamente responsables de la muerte de cinco expertos iraníes desde 2010. La última víctima de esta campaña secreta fue Mustafá Ahmadi-Roshan un químico de la Universidad Sharif, responsable de la central de enriquecimiento de uranio de Natanz, asesinado con una bomba-lapa colocada en su coche.

 

El 'New York Times' dice que los espías han matado a cinco expertos desde 2010

 

Washington niega toda implicación en los ataques. "Estados Unidos no tiene nada que ver con esto", dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional Tommy Vietor. De hecho, muchos en la Casa Blanca y en el Departamento de Estado piensan que esos atentados son contraproducentes y agravan la tensión diplomática con el régimen de Teherán. "Creemos que debe haber algún tipo de entendimiento entre Irán, sus vecinos y la comunidad internacional para encontrar una vía que acabe" con sus ambiciones nucleares, declaraba la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

 

El Financial Times listaba hace unos días las otras presuntas víctimas de estas operaciones que habrían contado con el apoyo logístico de los servicios británicos, el MI6: Masud Ali Mohammadi, un experto en física cuántica de la Universidad de Teherán, muerto el 12 de enero de 2010, después de que una bomba, activada por control remoto, estallara cerca de su casa; Majid Shahriyari, uno de los científicos nucleares más importantes, fiel al régimen, asesinado el 29 de noviembre de 2010, en la calle de un barrio norte de Teherán por un artefacto colocado debajo de su vehículo por unos motoristas en un atasco (la misma técnica utilizada en el atentado de esta semana); Fereydoon Abbasi-Davani, otro científico, próximo a la Guardia Revolucionaria, herido el mismo día en un ataque parecido del que escapó al saltar del vehículo; y Dariush Rezaei-Nejad, un joven experto del programa nuclear que cayó abatido por dos motoristas, a las afueras de su casa, también en Teherán, el 23 de julio de 2011.

 

En este universo tan secreto, no se descarta tampoco que algunos de los asesinatos fueran perpetrados por los propios servicios iraníes. En el caso de Ali Mohammadi, el científico era un simpatizante del "movimiento verde" que organizó algunas de las manifestaciones opositoras tras las elecciones de junio de 2009.

 

El servicio secreto británico MI6 ha dado apoyo logístico para los asesinatos

 

Virus informático destructor

 

The New York Times cita la explosión en la base de misiles iraní hace dos meses, el pasado 12 de noviembre, que mató a un general, Hasan Moghaddam, y a otras 16 personas. El Mosad y la CIA también fueron responsables del virus informático Stuxnet que en 2010 causó la destrucción de una quinta parte de las centrifugadoras iraníes. "Cuando la gente me pregunta cuándo Israel atacará Irán resumía al diario neoyorquino Patrick Clawson, analista del Washington Institute for Near East Policy, "contesto: hace dos años".

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter