La organización Addameer muestra su preocupación por ola de detenciones desde que se iniciara la primera primera fase de intercambio de prisioneros La organización Addameer muestra su preocupación  por ola de detenciones desde que se iniciara la primera primera fase de intercambio de prisioneros

Traducción de Borja Cabo para SODePAZ

 

Ramallah, 15 de diciembre de 2011 –

 

Las Fuerzas de Ocupación Israelíes (IOF) han arrestado a casi 470 palestinos desde el 18 de octubre de 2011, cuando 477 presos políticos palestinos fueron liberados a cambio del soldado israelí Gilad Shalit como parte de la primera fase del trato sobre el intercambio de prisioneros entre el gobierno Israelí y las autoridades de Hamas. Esta oleada de detenciones revela que el trato de intercambio no ha disuadido la política de detención de palestinos por parte de Israel, sino que más bien las cárceles israelíes están siendo rellenadas con casi el número exacto de palestinos que fueron puestos en libertad en octubre. Incluso los prisioneros liberados no estaban a salvo del acoso, ya que las IOF allanaron sus casas con regularidad, emitieron citaciones de la inteligencia israelí y posteriormente fueron de nuevo detenidos individualmente.


.
Entre el 18 de octubre y 12 de diciembre 470 palestinos fueron detenidos, incluyendo cerca de 70 niños y 11 mujeres. Las IOF continúan empleando métodos brutales de detención, incluida la actuación encubierta de las Fuerzas Israelíes, conocida comúnmente como musta'arabeen, en la que que se visten como civiles palestinos con el fin de llevar a cabo emboscadas y arrestos de éstos en sus hogares y lugares de trabajo. En muchos casos, el ejército y el servicio de inteligencia realizaron redadas conjuntas, donde los soldados destruyeron deliberadamente los contenidos de las casas que estaban buscando. De los 70 niños detenidos durante este período, la mayoría son del campo de Shuafat en Jerusalén y de campo de Dheisheh en Belén. En las últimas dos semanas, 11 niños fueron arrestados en Shuafat y 10 de Dheisheh. Dos de las 11 mujeres que fueron detenidas durante los últimos dos meses, permanecen aún bajo arresto. Una de las mujeres liberadas es Irsa Salhab, una periodista que pasó más de 20 días en el centro de interrogatorios Moskobiyyeh. 6 de las mujeres fueron detenidas durante una manifestación frente a la prisión de Hasharon, donde reclamaban la liberación de las presas no incluidas en la primera fase del intercambio de prisioneros. Tres de estas mujeres quedaron en libertad poco después de su detención, y tres fueron condenadas a arresto domiciliario.
 

 

Los activistas políticos estuvieron especialmente en la mira de las detenciones durante este período. Alrededor de 150 detenciones de presuntos miembros de partidos, en particular aquellos miembros del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) contra los que las IOF poseen demandas en curso, habiendo conocido algunos los cargos en su contra, mientras que otros recibieron órdenes de detención administrativa. La IOF ha continuado arrestando y renovando las órdenes de detención administrativa de los miembros del Consejo Legislativo Palestino (PLC). Dos miembros del PLC fueron detenidos desde el 18 de octubre, las órdenes de detención administrativa de seis miembros del PLC se han renovado y un miembro del PLC recibió una condena de 30 años. Además, el 27 de octubre, tras una huelga de hambre masiva de protesta por las medidas punitivas contra los prisioneros, incluyendo el uso del aislamiento, el Servicio de Prisiones de Israel (IPS) renovó la orden de aislamiento para Ahmad Saadat por otro año. A principios de diciembre, Ahmad entró en su 34 mes consecutivo de aislamiento.


La IOF también siguió llevando a cabo detenciones contra defensores de derechos humanos para reprimir aún más el movimiento de resistencia popular. Durante los últimos dos meses, las detenciones de manifestantes que participan en protestas pacíficas se produjo en casi todos los pueblos que mantienen una manifestación semanal activa. Estos arrestos incluyen al menos 2 de Bil'in, 3 de Nabi Saleh, 17 de Beit Ummar, 3 de Al-Ma'asara, 1 de Kufr Qaddum y 2 de Al-Walajeh,habiendose producido también arrestos en el este de Jerusalén y las colinas del sur de Hebrón. Además de estas detenciones, las IOF usaron la violencia extrema para dispersar las manifestaciones, lo que tuvo como resultado la muerte del manifestante Mustafa Tamimi, de 28 años, el 10 de diciembre. Mustafa fue fatalmente herido al ser golpeado con un bote de gas lacrimógeno en la cabeza, disparado a quemarropa por un soldado israelí el 9 de diciembre, durante la manifestación semanal contra los asentamientos israelíes y el Muro de la Anexión de Nabi Saleh. Las detenciones de defensores de los derechos humanos, el uso de la violencia contra manifestantes pacíficos y las amenazas a los familiares de los activistas son una clara violación del derecho de los palestinos a la libertad de expresión y de reunión.
 

A la luz de esta creciente ola de arrestos, desde Addameer mostramos nuestra preocupación por lo que sucederá después de la conclusión de la segunda fase del intercambio de prisioneros. El IPS anunció que 550 prisioneros serán liberados el domingo 18 de diciembre. Addameer exige la aplicación de los derechos de los presos puestos en libertad e insta a la comunidad internacional, incluidas las Naciones Unidas y la Unión Europea, a intervenir rápidamente para impedir que Israel persista en su continua práctica de la detención arbitraria y brutal. 

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter