Israel aumenta las demoliciones ilegales en Cisjordania y Jerusalén Este Israel aumenta las demoliciones ilegales en Cisjordania y Jerusalén Este

20 organizaciones internacionales denuncian en un informe las violaciones a los derechos humanos llevadas a cabo por Israel en Palestina

EUROPA PRESS MADRID 13/12/2011

 

Las autoridades israelíes han incrementado, durante el último año, la frecuencia con la que demuelen viviendas en Cisjordania y en Jerusalén Este, expulsando de sus hogares a una cifra récord de familias palestinas, según han denunciado hoy en un informe un total de 20 organizaciones. "El drástico aumento en el número de demoliciones en 2011 ha ido acompañado por una expansión más rápida de los asentamientos isralíes y una escalada de la violencia por parte de los colonos", dice el documento, elaborado, entre otros, por Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Oxfam International.

 

 

Ante esta situación, las organizaciones han instado al Cuarteto de Oriente Próximo a hacer que las partes implicadas en el conflicto cumplan sus obligaciones en el marco del Derecho internacional y a presionar al Gobierno de Israel para que "cambie su política respecto a los asentamientos y paralice todas las demoliciones que van contra las leyes internacionales". Representantes del Cuarteto, formado por EEUU, Rusia, la Unión Europea y la ONU, se reúnen esta semana en Jerusalén con el fin de reactivar las conversaciones de paz directas entre israelíes y palestinos.

 

 

El director ejecutivo de Oxfam International, Jeremy Hobbs, ha denunciado que la expansión de los asentamientos y la demolición de viviendas "está llevando a los palestinos al límite, acabando con su sustento y con la posibilidad de una paz justa y duradera". En su opinión, "hay una desconexión cada vez mayor entre las conversaciones del Cuarteto y la situación en la zona", y por eso "el Cuarteto debe revisar totalmente su enfoque y demostrar que puede marcar una diferencia en la vida de los palestinos y los israelíes".

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter