El grupo de activistas de Rumbo a Gaza emprende la primera etapa del viaje que le llevará hasta la Franja de Gaza El grupo de activistas de Rumbo a Gaza emprende la primera etapa del viaje que le llevará hasta la Franja de Gaza

Las más de 40 personas que embarcarán en el ‘Gernika’, el navío del Estado español en la Flotilla de la Libertad, han partido hoy del aeropuerto de Barajas.

 

En el grupo se encuentran también el eurodiputado Willy Meyer, el actor Willy Toledo y la diputada autonómica valenciana Marina Albiol.

 

Madrid, 22 de junio de 2011.- El grupo de activistas de Rumbo a Gaza que participará en la Segunda Flotilla de la Libertad han partido hoy del aeropuerto de Barajas, iniciando así el viaje que les llevará hasta la Franja de Gaza. Además de la brigada de activistas, también viajan hoy personalidades como el eurodiputado Willy Meyer, el actor Willy Toledo o la diputada autonómica valenciana Marina Albiol, quienes forman parte de la delegación española que, junto a una gran coalición internacional, intentará romper y poner fin al bloqueo de la Franja de Gaza a finales de este mes de junio.

 

La expedición española –una de las más numerosas a nivel europeo de cuantas componen la Segunda Flotilla de la Libertad– se embarcará en un puerto del Mediterráneo a bordo del ‘Gernika’, el navío que Rumbo a Gaza aporta a la Flotilla. La expedición también aporta una ingente cantidad de ayuda humanitaria, especialmente material sanitario, educativo y de construcción.

 

Además de las personas de la campaña Rumbo a Gaza y de las personalidades representativas de ámbitos culturales y políticos, también viajarán en el ‘Gernika’ periodistas de los principales medios de comunicación nacionales, así como de otros países.

 

La mayoría de los y las activistas viajarán en el barco que Rumbo a Gaza aporta a la Segunda Flotilla de la Libertad, que supera en navíos a su antecesora. Precisamente, el 31 de mayo se cumplió el primer aniversario del abordaje a aquella expedición: el Ejército israelí asesinó en aguas internacionales a nueve activistas, hirió a más de 50 y secuestró al resto de las 750 personas que formaban el convoy.

 

Se trata de 40 activistas que suponen una representación fidedigna de la pluralidad de la sociedad española, tanto a nivel de territorios –hay personas de, entre otras comunidades autónomas, Andalucía, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco– como por edad, profesión, procedencia social, etc. Las personas que componen la delegación española han sido seleccionadas de acuerdo a un riguroso protocolo en el que se ha valorado su experiencia en cooperación internacional y movimientos sociales, su conocimiento de Oriente Medio y de la situación de Palestina y su capacidad de trabajo en equipo.

 

La iniciativa Rumbo a Gaza tiene el absoluto convencimiento que los más de 40 hombres y mujeres seleccionadas constituyen un equipo de una inmensa valía, unido por la determinación de romper y poner fin al bloqueo ilegal al que el Estado de Israel somete desde hace más de cinco años al millón y medio de personas que vive en la Franja de Gaza.

 

Campaña Rumbo a Gaza

 

La Campaña Rumbo a Gaza surge de la sociedad civil del Estado español con el objetivo de aportar un barco, un nutrido grupo de activistas y un cargamento de ayuda humanitaria a la Segunda Flotilla de la Libertad, además de sensibilizar a la opinión pública sobre la dramática situación de la Franja de Gaza y, por extensión, del pueblo palestino.

 

La Campaña Rumbo a Gaza se define como una iniciativa no violenta amparada por las legislaciones española e internacional, no adscrita a ningún partido político español, europeo, palestino o internacional y cuyo fin último es coadyuvar a la búsqueda de una solución al sometimiento del pueblo palestino que sea justa y acorde con los Derechos Humanos.

 

Tras casi un año de intenso trabajo, Rumbo a Gaza ha logrado la meta inicial de aportar un barco, activistas y ayuda humanitaria a la Segunda Flotilla de la Libertad. Este logro demuestra el gran respaldo que la sociedad civil española ha dado a la campaña y equipara Rumbo a Gaza con otros grandes movimientos de solidaridad internacionalista que han tenido lugar en las últimas décadas como la Plataforma del 0,7 o el movimiento No a la Guerra o su sintonía con el amplio movimiento social del 15-M que ha eclosionado esta primavera en todo el Estado español.

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter