Ya son 17 los muertos, más de 200 heridos y estado de alerta en Israel por disturbios durante la 'Nakba' Ya son 17 los muertos, más de 200 heridos y estado de alerta en Israel por disturbios durante la 'Nakba'
Los enfrentamientos entre fuerzas israelíes y manifestantes palestinos han provocado hasta el momento diecisiete civiles muertos, y varias centenas de heridos...
Kaos. Solidaridad con palestina | Agencias | 15-5-2011 a las 16:23

Suben a 17 los palestinos asesinados y 200 heridos  por el ejército israelí
Telesur

Al menos 17 palestinos han perdido la vida este domingo por el accionar del Ejército de Israel, que disparó contra cientos de manifestantes que marchaban en varios puntos fronterizos para conmemorar los 63 años de la catástrofe o del Nakba, cuando por mandato de Naciones Unidas se creó el Estado de Israel y se inició la expulsión de miles de personas.

El corresponsal de teleSUR en el Medio Oriente, Hisham Wannous, informó este domingo que en una zona de Siria frontera con Israel se registraron cuatro muertos.

Asimismo, Wannous indicó que “esta jornada de violencia de hoy va a continuar quizás mañana (lunes) y el martes”, por lo que es probable que la cifra de víctimas fatales aumente ante la represión militar israelí.

Por su parte, el Ejército libanés anunció este domingo que 10 personas murieron y 112 resultaron heridas por los disparos israelíes en la frontera entre Líbano e Israel.

"A pesar de las estrictas medidas tomadas por el Ejército libanés en la región de Marun Ar Ras para acompañar a los manifestantes con motivo de la Nakba, las fuerzas del enemigo israelí dispararon en dirección de los manifestantes causando la muerte de 10 personas y heridas a otras 112, algunas de gravedad", señala un comunicado militar.

"Las unidades del Ejército han sido puestas en estado de alerta máxima y se pondrán en coordinación total con la Fuerza de Naciones Unidas (estacionadas en el sur de Líbano)", agrega el texto.

En Gaza, donde también hubo manifestaciones por la Nakba, al menos una persona murió y 45 resultaron heridas por disparos de soldados israelíes durante una marcha hacia el paso fronterizo israelí de Eretz, indicaron servicios médicos palestinos.

Entre tanto, en los Altos del Golán, territorio sirio ocupado desde 1967 por Israel, dos manifestantes llegados de Siria resultaron muertos, mientras que cuatro quedaron gravemente heridos por los disparos israelíes, indicaron fuentes médicas.

Miles de manifestantes se habían concentrado en la línea de alto el fuego para el 63 aniversario de la Nakba.

Este es el primer año desde 2007 en que las distintas facciones palestinas se unen en la franja de Gaza para organizar actos conjuntos en conmemoración de los 63 años del día de la catástrofe o del Nakba.

Ataque continuo


El analista en temas del Medio Oriente, George Zade explicó en entrevista para teleSUR que la represión del Ejército israelí “no es ninguna excepción, es algo continuo desde que empezaron a invadir a Palestina (…) Las masacres existieron antes de la creación del Estado de Israel”.

Los desplazados palestinos representan “el 50 por ciento de los refugiados en el mundo”, indicó, por lo que “es increíble que la comunidad internacional hable de derechos humanos y tengan frenado este tema de los palestinos”.

La comunidad internacional “tiene que dar un paso de la aplicación de las resoluciones 194 y  3.236 para que los palestinos vuelvan a sus hogares”, manifestó el analista.

En 1948, Naciones Unidas estableció una resolución que daba el derecho a los desplazados palestinos para que retornaran a sus hogares, sin embargo “esta nunca fue aplicada porque Israel siempre se ha negado”, explicó Zade.

Posteriormente, en 1974, se creó el decreto 3.236 que establece el derecho inalienable de que “refugiados palestinos retornen a su territorio, pero esto tampoco se ha cumplido”.

“Negociar el futuro del invasor,  los derechos de un pueblo no son negociables”, sentenció.

“Ni Estados Unidos, ni Naciones Unidas, ni Israel pueden negarle el derecho al retorno de los refugiados palestinos a su territorio”, manifestó el analista.

La lucha del pueblo palestino por la recuperación de su territorio se remonta al siglo pasado.

La invadida Jesrusalén Este, Gaza y Cisjordania, que suman en total seis mil 200 kilómetros cuadrados, de los cerca de 15 mil que inicialmente pertenecían a los palestinos, fueron los únicos territorios que le quedaron a este pueblo luego de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidiera en el año 1948 partir el territorio para otorgarle una parte a Israel.

En junio de 1967, durante la Guerra de los Seis Días, Israel invadió Jerusalén Este, que había sido asignada a Palestina. Este territorio aún se mantiene ocupado con una persistente y profunda crisis humanitaria debido a las agresiones de Tel Aviv.

Es mundialmente conocida, y hasta criticada por Estados Unidos (EE.UU.), aliado incondicional de Israel, la construcción de miles asentamientos judíos en Jerusalén Este, para lo cual tropas y autoridades civiles israelíes han desalojado a los palestinos residentes por la fuerza.



Los enfrentamientos entre fuerzas israelíes y manifestantes palestinos han provocado hasta el momento ocho civiles muertos y han llevado a Israel a declarar del estado de alerta militar en sus fronteras con Líbano y Siria, en el marco del llamado "Día de la Catastrofe" o "Nakba", la fecha que señala la declaración del Estado de Israel y el consiguiente exilio de gran parte de la población palestina en 1948.   

    La tensión también es elevada en la Franja de Gaza, donde se tiene constancia de 60 manifestantes palestinos heridos, y en Qalandia (Cisjordania), con un saldo provisional de 150 heridos.

    Los incidentes más graves, no obstante, han tenido lugar en las fronteras con Siria y Líbano. Al menos cuatro personas han muerto y treinta se encuentran heridas después de que el Ejército israelí abriera fuego contra centenares de refugiados palestinos que intentaban entran en los Altos del Golán, territorio controlado por Israel, a través de la frontera siria por la localidad de Majdal Shams, según fuentes médicas consultadas por la Palestinian News Network.

    El altercado también ha causado heridas de carácter leve al comandante de las brigadas israelíes del Golán, el coronel Eshkol Shukrun, que habría recibido el impacto de varias pedradas, según informó el diario israelí 'Yedioth Aharonoth'. Otros tres israelíes han resultado heridos.

    Por otro lado, al menos cuatro manifestantes pro-palestinos han muerto y otros o­nce se encuentran heridos por disparos de las fuerzas israelíes en la localidad libanesa de Maroun al Ras (frontera con Israel).

    En este sentido, el portavoz de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (FINUL), Andrea Teneti, ha pedido la "máxima contención" a las partes implicadas en el enfrentamiento y asegurado que la FINUL se mantiene en contacto tanto con el Ejército libanés como con el israelí para evitar una escalada de las hostilidades

    El Ejército israelí ha defendido la actuación de sus tropas en ambos incidentes y ha acusado a las autoridades sirias y libanesas de no hacer nada para impedir las protestas. En un comentario a través de su cuenta en Twitter, el portavoz del Ejército israelí ha denunciado que "ni el Ejército libanés ni el sirio están adoptando ninguna medida para evitar o reducir la violencia en los puntos donde se están produciendo disturbios en sus fronteras con Israel".

GAZA Y CISJORDANIA

    En la Franja de Gaza, controlada por el movimiento islamista Hamás, al menos 60 manifestantes --incluyendo a mujeres y niños-- han resultado heridos por los disparos realizados por un tanque israelí en respuesta a la marcha realizada por un millar de manifestantes hacia el paso de Erez, en la frontera norte de la Franja, según informaron fuentes médicas a la agencia palestina Maan.

    Cisjordania, el territorio palestino controlado por la Autoridad Palestina de Mahmud Abbas, tampoco se ha librado de la violencia. Más de 150 personas han resultado heridas, dos de ellas de gravedad, cuando el Ejército israelí ha procedido a dispersar con gases lacrimógenos y disparos al aire una manifestación en el puesto de control de Qalandia, que separa la capital cisjordana, Ramala, del territorio de Jerusalén Este, ocupado por Israel.

    Otro incidente que podría estar relacionado con las manifestaciones por la 'Nakba¡ tuvo lugar esta mañana, cuando al menos una persona ha muerto y otras trece han resultado heridas después de que el conductor árabe de un camión arrollara a varios peatones así como a un autobús, varios coches y una moto en una concurrida zona de Tel Aviv, según informa el diario israelí 'Haaretz'.

    Por otra parte, tres manifestantes han sido detenidos en el barrio de Isawiya, en Jerusalén Este, tras lanzar piedras contra las fuerzas de seguridad israelíes. Finalmente, la Policía israelí, con el apoyo de un helicóptero, consiguió dispersar a los manifestantes, sin que hubiera heridos, según el diario.

    En otros sucesos, un policía ha resultado herido por el lanzamiento de un cóctel molotov contra un hospital en Hadassah y un joven israelí ha resultado herido en Jerusalén Este tras ser apedreado su coche.

Comparte en Facebook   Comparte en Twitter